elcomercio.pe

Baja Inka

Galería: rutas extremas similares a la del Baja Inka 2016

1 de 8

1. De los andes al desierto (Argentina-Chile).

La prueba de Cross Country, Baja Inka 2016, que se estrena en el Perú, pone en vigencia otras competencias 'Off Road' entre las que se destacan:  

1. De los andes al desierto (Argentina-Chile). En el Dakar 2013, los pilotos atravesaron los 500 km de Fiambalá –– el altiplano argentino–– hacia Copiapó: un oasis en el desierto chileno donde se pasa de los 1600 msnm hasta los 4600 msnm en apenas 200 km.

2. Las dunas de Fiambalá (Argentina). Mundialmente conocidas desde que el Dakar empezó a pasar por Argentina en el año 2009, la ruta está rodeada de los ‘Seismiles’: los volcanes más elevados del planeta con altitudes que superan los 6000 msnm.

3. Las sierras de La Rioja (Argentina). Este sísmico paraje, que fue parte del Dakar 2013, se encuentra atravesado por una cadena de sierras donde se destaca el alto Cerro General Belgrano: la cumbre extra-andina más elevada del mundo (6250 msnm) fuera de Asia. 

4. La mítica Ruta 40 (Argentina). El tramo de Córdoba a La Rioja, ideal para viajeros y deportistas extremos por sus fascinantes paisajes, forma parte de la mítica Ruta 40: un camino zigzagueante que se extiende por más de 5.000 kilómetros y une pueblos desde el extremo sur de Argentina hasta la frontera con Bolivia. 

5.  Las pampas de Tucumán (Argentina). Este lugar, asentado en las laderas de las montañas entre las Sierras Pampeanas, se distingue por sus impredecibles terrenos que van desde los llanos y bajos de La Banda del Río Salí, hasta los elevados y fragosos del departamento de Yerba Buena, lugar donde se encuentran los árboles coníferos.

6. El desierto de Atacama (Chile). En la octava etapa del Rally Dakar 2012, que unió rutas de Argentina-Chile y Perú, los pilotos pusieron al máxima su resistencia al atravesar el desierto de Atacama  –el más árido del mundo– en la ruta entre Copiacó y Antofagasta. 

7. Las dunas grises de Nihuil (Argentina). Ubicadas a 80 kilómetros de San Rafael (Mendoza, Argentina), estas dunas han adquirido matices grisáceos como herencia de una intensa milenaria actividad volcánica en la región. En la foto, el piloto Vicente De Benedictis de Brasil, monta su KTM durante la segunda etapa del Dakar 2012.

8. Las arenas majestuosas de Ica (Perú). Sede del Dakar en las ediciones 2012 y 2013, se distingue por sus dunas radicales.  Un ejemplo de la fascinación que ejercen estas por los aficionados al rally raid es que Etienne Lavigene, director del Dakar, ha dicho en dicho escenario se da “un espectáculo inaudito”. 


Tags relacionados

Baja Inka 2016