¿Quién es el artista que se inspira en la cultura egipcia?

Su original estilo le da forma a tres íconos peruanos en una edición especial de Blue Label.

¿Quién es el artista que se inspira en la cultura egipcia?

“Me gusta experimentar con las formas, los colores y las texturas”, asegura el artista Jonny Wan.

Su fascinación por el arte empezó cuando era solo un niño. En las clases de historia, Jonny Wan quedaba absorto por las imágenes del arte egipcio. Las líneas, los colores, las imágenes de estos dioses con rostros de animales lo dejaron perplejo. Más tarde, se enamoró del Art Deco, que marcó el desarrollo de su estilo personal de diseño que ha cautivado a marcas tan importantes como Blue Label.

Wan nació en Sheffield, una ciudad ubicada en el centro de la isla del Reino Unido. Se formó en la escuela de Arte de Manchester (2008) y su talento despertó el interés de las principales agencias de diseño del mundo. Al punto de convertirse en uno de los diseñadores más solicitados. Audi, Nokia, Aperol y Microsoft, revistas como GQ y New Scientist, hasta los premios Oscar, se suman a su lista de clientes.

“Tengo una fascinación por el arte urbano y me gusta la experimentación con las formas, el color y la textura. Así he desarrollado un estilo único que puede ser aplicado a una gran variedad de comisiones”, explica Jonny Wan. Un estilo que le permite abordar cualquier objeto y transitar entre los circuitos comerciales, editoriales y artísticos, con igual destreza y comodidad.

Así llegó a diseñar las ediciones especiales de las botellas de Blue Label, a pedido de la agencia Love (Amor), desde Manchester, ciudad donde vive. La primera botella que estuvo a cargo de sus manos estaba inspirada en Líbano. Ahora el Perú será motivo de inspiración para su más reciente trabajo para Blue Label.

“Quería ahondar más profundamente en cada ciudad o país. De tal forma que lo que está representando en la botella sea un poco más icónico y original de lo que la gente normalmente se imagina cuando se piensa en cada locación”, afirma Wan. “Pensar en cada lugar como un viaje realmente ayudó. Abordar su historia, cultura visual, arquitectura y expresiones locales me facilitó un cúmulo de signos visuales que me hubiese gustado incorporar. ¡Pero solo tenía tres lados de la botella para trabajar!”, agrega.

El cóndor, la catedral de Lima y la vista del Hayna Picchu vista desde Machu Picchu son las tres imágenes que Wan escogió para esta edición especial de Blue Label. “Quiero pensar que cada elemento que escogí para la botella está sembrado en el alma de Perú”, comenta. “Quería escoger lugares e íconos que no solo se traduzcan bien en una ilustración, sino que también representen al Perú a lo largo de su historia, como un país con una diversidad muy rica, lleno de cultura e tradición. Creo que el resultado es un saludable balance entre la aprehensión de lo nuevo –la modernidad–, mientras se mantienen las tradiciones que hacen de Perú un lugar que la gente ama visitar”.


Tags relacionados

arte

Perú