La deforestación mundial se ha reducido en un 37% en los últimos 10 años

En el 2010 se deforestaron 5,2 millones de hectáreas a nivel mundial, según la FAO.

La deforestación mundial se ha reducido en un 37% en los últimos 10 años

El director del departamento Forestal de la organización de la ONU para los Alimentos y la Agricultura (FAO), Eduardo Rojas, ha expresado hoy su optimismo al asegurar que la deforestación mundial se ha reducido en un 37 por ciento en los últimos diez años.

Rojas ha explicado hoy, en una conferencia pronunciada en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), que este año se han deforestado 5,2 millones de hectáreas en todo el mundo, frente a los 8,3 millones de 1990, según informan fuentes de la universidad en un comunicado.

Durante su intervención, el directivo de la FAO ha asegurado que los recursos forestales existentes en todo el planeta ascienden a 4.000 millones de hectáreas y ha indicado que los bosques representan un factor “clave” en la lucha contra el cambio climático.

Asimismo, Rojas ha mostrado su optimismo por la reducción de la deforestación, aunque manifestó que “todavía queda mucho por hacer”, y ha indicado que para hacer frente a estos retos se requieren ingenieros forestales “calificados, que sepan idiomas y dispuestos a la movilidad”.

DE DEFORESTADORES A REFORESTADORES
Según Rojas, este descenso de la deforestación se debe a los cambios socioeconómicos experimentados por los países emergentes, que han pasado de deforestadores a reforestadores.

“El mayor cambio de tendencia lo está experimentando Asia, sobre todo países como China, la India o Vietnam, que están reforestando mucho; países como Turquía, España, Costa Rica, el Magreb o Estados Unidos, entre otros, están incrementando los bosques, mientras que África ha reducido la deforestación y Sudamérica se encuentra estancada”, ha explicado.

Según el experto de la FAO, si se reducen las emisiones de los combustibles fósiles “de forma sustantiva” y “se activa todo el potencial forestal”, en 150 años el planeta podría tener la misma concentración de carbono en la atmósfera que en la época preindustrial.