NASA: el Mediterráneo sufrió su peor sequía en 900 años

Estudio de la NASA señala que la sequía de la región del Levante del Mediterráneo desde 1998 fue la más fuerte en 9 siglos

NASA: el Mediterráneo sufrió su peor sequía en 900 años

La sequía afectó Chipre, Israel, Jordania, Líbano, Palestina, Siria y Turquía. (Foto: NASA/ Goddard Scientific Visualization Studio)

Un nuevo estudio de la NASA asegura que la reciente sequía que comenzó en 1998 en el este del Mediterráneo, en la región de Levante, que comprende Chipre, Israel, Jordania, Líbano, Palestina, Siria y Turquía, es probablemente la peor de los últimos 900 años.

Los científicos reconstruyeron la historia de las sequías del Mediterráneo mediante el estudio de los anillos de árboles como parte de un esfuerzo para entender el clima de la región y cómo se comportaba el agua en el área.

Según detallan en su investigación publicada en la revista "Journal of Geophysical Research-Atmospheres", lo aros finos de los árboles indican los años secos mientras que los anillos gruesos muestran años cuando el agua era abundante

Además de la identificación de los años más secos, el equipo científico descubrió patrones en la distribución geográfica de las sequías que proporciona una "huella digital" para identificar las causas de las mismas.

En conjunto, estos datos muestran el rango de variación natural en la ocurrencia de estos eventos en el Mediterráneo, lo que permitirá a los científicos diferenciar las sequías agravados por el calentamiento global provocado por el hombre y las que tienen otras causas.

"Si nos fijamos en los acontecimientos recientes y comenzamos a ver las anomalías que se encuentren fuera de este rango de variabilidad natural, entonces podemos decir con cierta seguridad que parece que este evento en particular o esta serie de eventos se deben al cambio climático", aseguró Ben Cook, autor principal y parte del Instituto Goddard de Estudios Espaciales.

Cook y sus colegas utilizaron el registro de los anillos de árbol llamado "Old World Drought Atlas" para entender mejor qué frecuencia y cuán graves fueron las sequías en el Mediterráneo.

Se tomaron muestras de árboles vivos y muertos de toda la región, desde el norte de África, Grecia, Líbano, Jordania, Siria y Turquía. En combinación con los registros de anillos de árboles existentes en España, sur de Francia e Italia, se utilizaron estos datos para reconstruir los patrones de sequía geográficamente durante el último milenio.

Según Cook, el rango de lo periodos húmedos y secos es bastante amplio, pero la reciente sequía en la región de Levante, de 1998 a 2012, se destaca por haber sido un 50% más seco en los últimos 500 años, y entre 10 y 20% más seco que la peor sequía de los últimos 900 años.

"Tanto para la sociedad moderna y civilizaciones antiguas, sin duda, esto significa que si una región estaba sufriendo las consecuencias de la sequía, es probable que existieran en toda la cuenca mediterránea esas mismas condiciones", dijo el experto.

Además, el equipo científico encontró que cuando la parte norte del Mediterráneo (Grecia, Italia, y las costas de Francia y España) están en sequía, África del Norte estaba en período húmero, y viceversa. Estas relaciones este-oeste y norte-sur ayudaron al equipo a entender cómo el océano y las condiciones influyen en estos eventos climáticos.

"El Mediterráneo es una de las áreas que se proyecta por unanimidad [en los modelos climáticos] que se va a secar en el futuro [debido al cambio climático por el hombre]", dijo Iojanan Kushnir, un científico del clima en el Observatorio de la Tierra Lamont Doherty, que no participó en la investigación.

"Este trabajo muestra que el comportamiento durante este período de sequía reciente es diferente a lo que vemos en el resto de los discos", dijo, lo que significa que la región de Levante ya está sintiendo los efectos del calentamiento global producido por los humanos.

El registro de 900 años de la variabilidad de la sequía en el Mediterráneo es una importante contribución que será utilizado para refinar los modelos informáticos que se utilizan para proyectar el riesgo de sequía para el próximo siglo, señaló Kushnir.


Tags relacionados

NASA

Sequía

Mediterráneo