18 de abril del 2019 °C

Brasilia, (DPA). El astro de la selección de Holanda Arjen Robben se negó a festejar hoy el tercer lugar del Mundial de 2014 logrado con la victoria por 3-0 sobre Brasil.

"No es suficiente. Mereceríamos claramente estar mañana en la final y no podemos jugarla", expresó Robben, después del duelo librado en el Estadio Nacional de Brasilia.

"Está claro que nos queda una decepción. Estuvimos tan cerca de la final... Este equipo se merecería más. Todos lo dimos todo, yo lo di todo, estoy agotado, realmente", agregó el artillero holandés.

Holanda cayó en penales en la semifinal con Argentina, que mañana buscará el título del Mundial de Brasil 2014 enfrentándose en el mítico estadio Maracaná a Alemania, que el martes eliminó a los anfitriones con una histórica goleada por 7-1.

Imperdibles