16 de julio del 2019 °C

RAÚL CASTILLO RaúlCastillo87

Tuvo más toques de balón con las manos que seis jugadores –con los pies- de Costa Rica después de 53 minutos del partido. Se llama Keylor Navas, tiene 27 años y desde ahora será reconocido como el portero del Mundial de Brasil 2014. No debe ser Manuel Neuer, tampoco el ágil Guillermo Ochoa y mucho menos un buen David Ospina. Hoy un costarricense, en una tierra que no está acostumbrado a exportar porteros de gran calidad, ha erigido una figura más grande que el 1.86 metros de estatura que porta sobre los tres palos de la selección tica.

Keylor fue más que Robin van Persie en el mano, pudo ser más rápido que los disparos de Arjen Robben y hasta tuvo más lectura que Wesley Sneijder a la hora de disparar su tiro libre. Si más de siete paradas y unos tantos despejes de balón con los puños no son suficientes para hacerlo la figura de este partido, además del Mundial, no sé qué más podría decirse de él. Incluso fue más que Lens tras un buen achique en una jugada que había anulada por fuera de juego.

Cierto que salió mal en un par de jugadas, pero también se encontraba obligado a hacerlo al tener defensas que ya no tenían piernas y que afrontaban su segundo tiempo suplementario consecutivo después de eliminar por penales a Grecia. Tal es el punto de la importancia de Navas, que cuando Jorge Luis Pinto lo vio tendido en el campo, su compañero Patrick Pemberton miraba con bastante nerviosismo la recuperación de Navas. Navas continuó en el campo, cayó unas veces más, pero nunca dejó de lado su trabajo: contener y despejar los balones de su área. Lamentablemente no pudo con los holandeses en la ronda de penales.

Hoy, si alguien cuestionaba los rumores de Navas al Real Madrid, ya no puede pensar que el tico no se encuentra a la altura del equipo merengue. Fue de los mejores de La Liga española en la temporada pasada, hoy pudo llevar a su selección hasta los cuartos de final de un Mundial y ha logrado tapar más que ningún otro arquero. Casillas, por otro lado, ha dejado der ser el golero de años atrás y viene siendo discutido después de este mismo Mundial. Navas, con 27 años, se encuentra en su mejor forma futbolística. Tapó de todo, deberá llegar a Costa Rica y ser cargado en hombros junto a Pinto, y es que desde ahora, está a la altura de los mejores del mundo.   

Imperdibles