21 de septiembre del 2019 °C
Martes 08 de julio del 2014 | 11:44

Cinco cosas que pasan cuando no hay fútbol en el Mundial

Pedro Canelo, enviado especial a Brasil 2014, cuenta cómo el nivel de euforia por la Copa del Mundo se ve reducido

Cinco cosas que pasan cuando no hay fútbol en el Mundial

Manifestación en Copa Cabana. (Foto: Pedro Canelo / Enviado especial)

PEDRO CANELO @jovennostalgico
Enviado especial de El Comercio

Para los que esperábamos aquí una pelota rodando en cada calle y en cada minuto, la realidad nos quiso dar la contra. Brasil es el país del fútbol pero la locura mundialista solo estalla en días de partidos, dentro y en los alrededores de los estadios. La fiesta urbana solo duró en los primeros días (sobre todo porque había muchos turistas sudamericanos). Hoy, con cuatro equipos aún vivos en el Mundial, es posible tener un día muerto.

Río de Janeiro es una de las capitales de esta Copa del Mundo. Su estadio, el míticoMaracaná, recibirá este domingo a la gran final. Aquí solo se vive la fiebre en dos momentos: cuando hay partidos o cuando abre el Fan Fest de la FIFA (también cuando hay fechas con encuentros programados). ¿Qué pasa en los días sin fútbol? Aquí algunas situaciones típicas que hemos vivido en Río cuando la pelota se detiene.

1. El fútbol se traslada a las playas. Los fanáticos de diferentes países se retan y se juegan una “pichanga” interminable. Algunos, incluso, saltan a la arena con la camiseta de su selección. Hasta hace una semana las canchas estaban llenas, ahora siempre hay espacio para darle un poco al balón.

 

2. Las protestas de siempre. Un día sin fútbol es propicio para que la atención sea trasladada a las manifestaciones en contra de la Copa del Mundo. La mayoría pide lo mismo: más dinero para salud y educación. Aquí las fotos con unos maniquíes que tenían los ojos vendados. El eslogan fue: “Dejemos de hacernos los ciegos”. Pacífico pero impactante.

LEE EL POST COMPLETO EN EL BLOG AVENIDA BRASIL DE PEDRO CANELO

 

Imperdibles