27 de junio del 2019 °C

DIEGO COLOMA MARTÍNEZ @snack2008

Brasil no fue hoy una demoledora, pero le alcanzó para golear y ocupar la primera plaza del grupo. La gran preocupación está en que, esta selección aún no convence del todo. Sus movimientos defensivos deja muchas dudas y lo hacen un equipo que no causa tanto miedo.

Neymar brilló hoy más que nunca y está colocando su apellido en la historia de los mundiales. Anotó un doblete y lideró a la 'scratch' a colocarse en lo más alto de su grupo. Neymar no es Ronaldo y  Oscar no es Romario, pero juntos están jalando la bolsa de una selección que lleva mucha historia.

PRIMERA MITAD INESTABLE
Brasil salió a la cancha como un equipo que quería arrollar a la selección de Camerún. Tanto fue así que, una buena presión por la banda izquierda, permitió Luiz Gustavo tomara el balón y centrara de forma precisa a Neymar. El crack brasileño no falló y anotó el gol 100 del Mundial a los 17 minutos.

Sin embargo, en las tribunas del Estadio Nacional de Brasilia se dieron cuenta rápido que este equipo no es una aplanadora. Por las bandas, Marcelo y Dani Alves tuvieron muchos problemas con las arremetidas de Choupo-Moting y Moukandjo. Además del apoyo de Neymar y Hulk para la marca

Tanto es así, que a los 26 minutos, Nyom desbordó a Dani Alves por la banda derecha y sacó un centro preciso para Matip que se encontraba solo en el área chica. El gol era un premio para una selección africana que colocó por varios minutos a la 'canarinha' contra su arco.

Cuando se jugaban los minutos más duros para Brasil, apareció la figura del partido, Neymar, para enfrentar a un lento N'Koulou y definir desde el borde del área. Así llegó, a los 34', su segundo gol en su cuenta personal.

LA ARREMETIDA TERMINADA
En el segundo tiempo el ingreso de Fernandinho por Paulinho dio más movilidad al mediocampo brasileño y permitió que Alves y Marcelo se sientan más respaldados en las bandas.

Fred marcó a los 49' su primero gol en el Mundial y dejó atrás la mala racha que tenía tras los dos primeros partidos del torneo. El resultado se cerraría con el gol de Fernandinho a los 84' ante un robo de Oscar y una buena triangulación con Fred.

Brasil ya conoce a su rival en los octavos de final. Chile será su opositor. La historia marca un favoritismo, pero el fútbol mostrado marca otra. Esta Brasil ya no es la de siempre y ha dejado muchas dudas en sus tres partidos de fase de grupo. Su fútbol de espectáculo ya no es la que lucía en los ojos de todos. Solo un nombre es el que termina de lucir: Neymar.

Imperdibles