27 de mayo del 2019 °C

 

DIEGO COLOMA MARTÍNEZ @snack2008

Costa Rica ganó a lo 'charrua'. Ganó porque se animaron a jugar en el segundo tiempo. El 3-1 da un buen sabor a la selección centroamericana. Todos los méritos los tiene Jorge Luis Pinto, que en su debut mundialista, supo cómo y por dónde ganar el partido. Uruguay sufrió y desentonó. Simplemente, no fue lo que todos esperábamos.

PRIMER TIEMPO POBRE
El primer tiempo fue una lucha física más que técnica. Así lo propuso Uruguay. Ambos equipos cedieron la pelota y dejaron avanzar al otro hasta la mitad del campo con el balón controlado. Ahí fue cuando los mediocampistas brillaron robando los balones. Solo un penal tonto de Díaz, que Cavani (23’) cambiaría en gol, marcaría la diferencia.

Tras el fin de la primera parte quedó claro que si alguno de los dos se animaba a proponer más podía cambiar el desenlace del partido. Así lo entendió Costa Rica que, ante un adelantamiento de líneas y de sus dos laterales, complicó a la dubitativa defensa uruguaya.

REMONTADA 'TICA'
A los 54', una buena lucha del balón de Gamboa en la banda derecha declinó en un centro que no puede rechazar bien Lugano y que Campbell, solo en el área, definió con firmeza a quemarropa sobre el arco de Muslera. Tres minutos más tarde, Óscar Duarte conectó de cabeza solo dentro del área para vencer el arco uruguayo y terminar de voltear el partido.

Uruguay amagó con buscar el empate pero nunca fue más que los centroamericanos. Duarte, González y Umaña estuvieron muy firmes en las coberturas defensivas. Un solitario Cavani no fue suficiente para complicar la buena estrategia defensiva planteada por Jorge Luis Pinto. Puntaje aparte tiene el arquero 'tico’, Keylor Navas. Cuando Uruguay lo buscó, el arquero del Levante respondió siempre con firmeza.

Cuando Uruguay salió a buscar el empate, Costa Rica lo terminó por matar. Una buena asistencia de Campbell en el borde del área dejó solo al recién ingresado, Marcos Ureña, para que defina (84') en primer toque tras la salida de Muslera.

El resultado es más que un premio para Costa Rica, es el resultado merecido después de noventa minutos. Uruguay jugó a la sombra de lo que fue, de lo que hizo en Sudáfrica y perdió. Costa Rica no especuló, luchó y ganó. Si el fútbol no siempre premia al mejor, esta vez sí lo hizo.

Imperdibles