23 de mayo del 2019 °C

DIEGO COLOMA MARTÍNEZ @snack2008

Costa Rica llegó a Brasil como la 'cenicienta' del grupo de los 'tres campeones', pero demostró que en el fútbol actual no hay dramas ni especulaciones. Hizo sufrir a la 'nazionale' y puso su pie en la siguiente fase a base de fútbol moderno. Las ‘viudas italianas’ lloran.

El 20 de junio quedará marcado en todos los calendarios de San José como un día historico. Hace veinticuatro años celebraron su clasificación por primera vez a otavos de final de un Mundial. Ahora, enfrentando a los 'tanos', saltán nuevamente de alegría.

BASE TÁCTICA ‘TICA’
La primera parte fue pareja, con dos equipos con buen trato de la pelota. En el minuto siete, Celso Borges en un córner tuvo para Costa Rica la primera oportunidad con un remate de cabeza que se fue alto. Christian Bolaños se hizo dueño del partido para una Costa Rica atrevida que daba continuidad al veloz juego en conjunto que había mostrado en el triunfo por 3-1 ante Uruguay.

Hasta el minuto 31 no llegó la primera oportunidad de Italia. Pirlo, al primer toque, dio un gran pase largo elevado a Mario Balotelli, que ante la salida del arquero Keylor Navas elevó la pelota, pero no alcanzó el arco. El delantero del Milan probó de nuevo a Navas con un disparo lejano desde fuera del área.

Ruiz, Bolaños y Joel Campbell eran el eje del juego de ataque del equipo del técnico colombiano Jorge Luis Pinto. Una pérdida de pelota de Chiellini en el minuto 43 permitió una carrera de Campbell, que cayó en el área, derribado por el defensa italiano. Sin embargo, el árbitro no cobró la falta provocando el disgusto de Jorge Luis Pinto.

RUIZ DEL GOL Y OTRO PARTIDO
Segundos después de la protesta llegó la alegría. Un centro cruzado desde la izquierda de Junior Díaz lo remató de cabeza Ruiz para adelantar a Costa Rica justo antes del descanso. La pelota tocó el travesaño y botó dentro del arco como demostró luego el detector automático de goles que se estrena en un Mundial.

Prandelli realizó cambios ofensivos en busca al menos de un empate que no le hiciera jugar una final ante Uruguay en la última jornada. Antonio Cassano entró por Motta y el también delantero Lorenzo Insigne por el extremo Antonio Candreva. Alessio Cerci suplió también a Claudio Marchisio.

Pero la "azzurra" no consiguió inquietar a Navas más allá de los disparos lejanos. Costa Rica controló bien la pelota ante los gritos de "olé, olé" de la hinchada en Recife, entregada a los "ticos", la gran revelación del Mundial de Brasil. Navas no sufrió, pese a los intentos de Cerci por el costado derecho. Costa Rica incluso se estiró y creó peligro en el área de una Italia partida en busca de un gol que ya no llegó.

Imperdibles