26 de junio del 2019 °C

DIEGO COLOMA MARTÍNEZ @snack2008

Ni cuando fue subcampeón del mundo en 1974 y 1978, Holanda había obtenido puntaje perfecto en la fase de grupos. En el primero, obtuvo dos victorias y un empate ante Suecia. Mientras que en el segundo, una victoria, un empate y una derrota le sirvió para ubicarse en segundo lugar detrás de Perú.

Holanda no es la clásica selección por la que se le llamó la 'naranja mecánica', pero sí es un equipo directo y sin mucha especulación. Pasan rápido de la defensa al ataque. En la banca, la inteligencia de Louis Van Gaal hace la diferencia y, en la cancha, la velocidad de Robben termina de completar el eje en la estrategia de esta nueva Holanda.

Hoy, Arjen Robben no lució como otros partidos pero fue el líder en el ataque holandés. La arremetida ‘tulipán’ pasa por sus pies y su velocidad hizo desarmar a la buena defensa chile. Holanda no es la de antes, es una moderna con la que podemos sorprendernos al final del torneo.

CHOQUE DE FUERZAS
En todo el partido se vio en ambas selecciones dos defensas muy bien cuajadas y seguras en sus movimientos. Tanto así que en la primera parte solo tuvimos dos jugadas de peligro, una para cada equipo. La lucha en el medio campo era fuerte y la superior posesión de balón de los chilenos no ejercía en el resultado.

En el segundo tiempo, Chile cambiaría de sistema: de un 5-4-2 pasaría a un 4-3-3 como en el debut ante Australia. Sin embargo, Holanda trabajó bien en la cobertura y en la presión al pasar la mitad de la cancha. Alexis Sanchez y Vargas siempre estuvieron absorbidos por la buena marca de Blind, De Vrij y Vlaar y no preocuparon a Cillessen en su arco.

LOS GOLES LLEGARON DE LA BANCA
A los 75 minutos, Fer ingresó por Sneijder y 92 segundos más tarde marcaría, de cabeza, el primer gol del partido. Un centro de Janmaat encontró al joven jugador holandés para abrir el marcador en el Arena Corinthians de Sao Paulo.

Ya en los descuentos del segundo tiempo, Chile salió a buscar el empate y dejó un hueco atrás que fue bien aprovechado por la velocidad de Robben. Un rechazó largo de Kuyt encontró al jugador del Bayern con clara ventaja ante la marca de Jara y lanzó un centro para que Depay, otro jugador ingresado en el segundo tiempo, anotará el segundo gol para los holandeses

Con este triunfo, Holanda queda como líder del grupo B con puntaje perfecto y espera al segundo del grupo A para enfrentar en octavos de final. Chile, con 6 puntos, esperaría al primer lugar del mismo grupo para la siguiente fase.

Imperdibles