18 de septiembre del 2019 °C

DIEGO COLOMA MARTÍNEZ @snack2008

Alemania no es, sin lugar duda, un equipo que desborde un 'jogo bonito' y con mucha fantasía. Lo de ellos es más seguro: compactos en líneas, seguros en pases y un equipo formado por mucha experiencia. Hoy, los titulares germanos tenían 75 partidos más en mundiales que los galos. Un recorrido que se notó en los 90 minutos.

Un gol de cabeza de Hummels a los 13' del primer tiempo fue suficiente para dar el paso a las semifinales del Mundial. Luego, Alemania controló y midió cada movimiento francés. Sin muchos lujos, los germanos son seguros en cada línea. Comenzando por Neuer y terminando por Müller.

Mats Hummels mostró con sus 25 años ser un jugador experimentado para desenvolverse en las dos áreas. Marco de cabeza y defendió hasta cuatro mano a mano de alto riesgo. Miroslav Klose jugó 69 minutos, pero no logró marcar. Sin embargo, el peso que dio al ataque alemán fue muy necesario para desequilibrar a la defensa.

UN GOL ES SUFICIENTE
La primera parte fue un control total del balón de Alemania con esporádicos avances franceses. Los volantes germanos, plagados de buen toque, llevaron el balón desde el medio hacia las bandas intentado abrir a la defensa francesa. Mucha importancia tuvo ahí el despliegue de Müller y Klose a las espaldas de la defensa gala.

Sin embargo, el gol del partido llegaría a los 13’ tras un tiro libre de casi treinta metros lanzado por Kroos hacía el punto de penal. Mats Hummels, con mucha firmeza ganó y sin saltar, a Varane y metió el balón en el arco francés. Hugo Lloris nada pudo hacer.

Tras el gol, Francia despertó y adelantó un poco sus líneas para aprovechar las espaldas de Boateng. Pero ahí, cuando más se le necesito, apareció Manuel Neuer. Con una gran reacción, el portero alemán atajó un disparo desde dentro del área a Valbuena.

POCO DE FRANCIA QUE NO ALCANZÓ
En el segundo tiempo, Alemania salió a cuidar el marcador sin meterse atrás. En este papel Hummels y Boateng cumplieron un papel importante para cubrir rápidamente las espaldas de los volantes centrales y Khedira, Kroos y Schweinsteiger para mantener el balón el mayor tiempo posible en campo francés.

Francia llegó en varias oportunidades pero en ninguna con una superioridad dominante. Al final del partido, Neuer realizaría la mejor atajada del partido cuando, Benzema, tras un enganche en el borde del área, remataría sobre el arco alemán. A una mano Neuer rechazó el balón y evitó el grito de gol de los galos.

Schürrle ingresó al partido para darle velocidad al contragolpe. Sin embargo, falló las dos jugadas de ataque que generó Alemania: en la primera, Lloris atajaría su mano mano con los pies tras una gran reacción. En la segunda, el pecho de Koscielny rechazaría la última instancia que tuvieron los teutones.

SEMIFINAL DE COSTUMBRE
Alemania está en las semifinales por cuarto Mundial seguido y busca cobrarse una revancha con la historia. En las tres pasadas, el tercer lugar (en una ocasión) y dos subcampeonatos le quitaron el grito de campeón. Ahora, más sólido con el tiempo, los alemanes caminan a paso firme a una final en tierra sudamericana.

En las semifinales, Alemania tiene que esperar al vencedor del partido entre Colombia y Brasil. El partido se jugará el martes 8 de julio a las 3:00 p.m. en el Estadio Mineirao de Belo Horizonte.

Imperdibles