26 de junio del 2019 °C
Martes 04 de marzo del 2014 | 14:28

Mundial Brasil 2014: euforia y angustia a 100 días del torneo

El ‘Scratch’ y Croacia jugarán el partido inaugural de la Copa del Mundo el 12 de junio. Solo ocho estadios están listos

Mundial Brasil 2014: euforia y angustia a 100 días del torneo

Rivelino, campeón en México 70, representa la euforia por el Mundial que se vive en el Carnaval. Derecha: las obras en los estadios aún no se culminan. (Fotos: Reuters)

El Mundial de Brasil 2014 entró hoy acelerando en su recta final y con opciones extremas: hay un temor cierto a una pesadilla futbolera y organizativa, pero también el sueño de todo un país de que llegará el ‘hexa’ en casa para exorcizar definitivamente el fantasma del “Maracanazo”

A 100 días exactos del partido inaugural entre Brasil y Croacia en Sao Paulo, los organizadores del Mundial demostraron que habrá emoción hasta el último instante, resignados a admitir las importantes demoras en las obras de estadios e infraestructura.

“Estar preparados significa saber que tenemos mucho por hacer", dijo el viceministro brasileño de Deportes, Luiz Fernandes, durante una rueda de prensa en Madrid en la que intentó explicar por qué todo es tan complejo en su país. “Brasil tiene el tamaño de Europa occidental”, enfatizó. “Tenemos enormes distancias entre las ciudades sede”.

El Mundial de Brasil, cuya final se jugará el 13 de julio en el mítico estadio Maracaná, es un desafío logístico de grandes proporciones, con 12 sedes que se extienden desde el calor agobiante de la Amazonía y el nordeste hasta el frío invernal en Porto Alegre o Curitiba.

Solo ocho de los 12 estadios están listos, y uno de ellos, el de Curitiba, recién estará terminado menos de un mes antes del inicio de las competencias, según la más reciente previsión del secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, aunque Fernandes habló hoy de “fines de abril”.

Críticos del Mundial señalan en Brasil que las prisas de las últimas semanas están entre las posibles causas de las seis muertes de obreros registradas desde que se inició la construcción o reforma de los 12 estadios mundialistas, que deberían haber sido entregados el 31 de diciembre de 2013.

Brasil anunció que celebrará la culminación de las obras iluminando con los colores nacionales amarillo y verde los principales puntos turísticos de las doce ciudades que recibirán el Mundial. “Verán a Brasil como un país para visitar muchas veces”, dijo hoy el seleccionador Luiz Felipe Scolari.

“Brasil espera sorprender y encantar al mundo con su cultura vibrante, marcada por una identidad nacional muy fuerte que el fútbol ayudo a construir. En Europa la identidad nacional se construyó a través de las guerras, en Brasil esa función la cumplió el fútbol. Espero que el Mundial muestre a Brasil con su nueva posición en el mundo”, explicó Fernandes.

Más allá del peso geoestratégico de Brasil, lo que los seguidores de la ‘canarinha’ desean es ver al equipo de Luiz Felipe Scolari ganando el ‘hexacampeonato’. La victoria sería un sueño. La derrota, si se diera en una final ante la Argentina de Lionel Messi, una pesadilla.

Brasil 2014: este es el fixture oficial del Mundial

Imperdibles