El Comercio

Copa América Centenario 2016


Ruidíaz: paralelos entre la mano ante Brasil y la de Maradona

A diferencia de la 'Pulga', el '10' argentino aceptó 19 años después que marcó gol con la mano ante Inglaterra en México 86

Ruidíaz: paralelos entre la mano ante Brasil y la de Maradona

El polémico gol de Ruidíaz está entre los hechos más comentados de la Copa América. (AP)

La confesión de Raúl Ruidíaz es el tema del día. "Sí, usé la mano", dijo la 'Pulga', admitiendo que su tanto contra Brasil -el que supuso el 1-0- debió ser invalidado, pues se ayudó de su brazo de manera ilícita. El jugador de la 'U' agregó que si negó el tema apenas acabó el partido ("la metí con el muslo, no sé por qué tanto escándalo"), fue por miedo a que su eventual revelación perjudicara a Perú -sic-.

El que se demoró 19 años en admitir su mano fue Diego Maradona, quien en 1986, durante el partido conta Inglaterra, anotó el primero de sus dos tantos a los británicos de manera indebida. 

En 2005, durante el programa "La noche del diez", el ex futbolista indicó que "desde el principio" de la jugada tuvo esa intención debido a que el portero inglés, Peter Shilton, mide 1,85 metros y él apenas 1,66 "y no podía ganarle de ninguna manera con un cabezazo". "Esto se lo quiero contar a los argentinos, y también al resto del mundo, ¿por qué no?", dijo Maradona.

"La verdad que nunca me arrepentí de haber marcado ese tanto con la mano, e inclusive hice otro parecido jugando para el Nápoles contra Udinese en la Liga italiana. Hasta el brasileño Zico, que jugaba para ellos, me preguntó si no me parecía mal, y yo le respondí que para nada", comentó.

"Fue algo que me salió muy de adentro, de haberlo hecho en (el barrio) Fiorito, en las inferiores, también algunos en primera división", añadió. "Después Shilton dijo que no me invitaba a su partido de despedida porque yo le había hecho un gol que no valía. Y yo le respondí: claro, no voy a poder dormir... ¿qué me importa?", dijo sonriente.

Maradona recordó lo que ocurrió después que el balón pasó la línea de sentencia: "Cuando vi que el juez de línea iba para el medio de la cancha, le pedí a los muchachos, ya que nadie me venía a abrazar, que me abrazaran, que hiciéramos quilombo (lío) para que convalidaran el gol".

Durante años, Maradona le negó hasta a sus propios compañeros que el gol haya sido con la mano. "¿Mano? Fue la mano de Dios", decía.


LEE MÁS DE RAÚL RUIDÍAZ...