Eurocopa 2016

Ivan Perisic: el hijo de granjero que hoy brilla en la Eurocopa

Ivan Perisic fue el autor del gol que le permitió a Crocia derrotar 2-1 a España y quedarse así con primer lugar del Grupo D

Ivan Perisic: el hijo de granjero que hoy brilla en la Eurocopa. (Video: YouTube)

Ivan Perisic, líder de Croacia en la primera fase y una de las sensaciones del inicio de la Eurocopa, no podía ni imaginar siendo niño, cuando ayudaba a su padre en la granja de pollos familiar, que un día iba a lograr el gol que sirviera a su país para derrotar a España en un gran torneo.

Para Perisic, la familia es importante. Tanto que marcó en cierta medida el rumbo de su carrera.

Después de destacar en las categorías inferiores del Hajduk Split y ser señalado como un diamante en bruto, sorprendió la decisión de unirse al filial del modesto Sochaux francés en 2007, cuando se esperaba que se curtiera un poco más en el fútbol croata antes de pasar a un grande del continente.

"Fue lo mejor para mi familia", explicó tiempo después. El motivo: la granja de pollos de la familia estaba en una complicada situación económica. Inició así su aventura en el extranjero, acompañado de su madre y su hermana.

El chico al que de pequeño llamaban "Koka" (Gallina) por el trabajo de su padre fue convirtiéndose poco a poco en el gallo del corral.

Tras formarse dos años en el Sochaux, pasó al fútbol belga, primero cedido al modesto Roeselare y luego, en agosto de 2009, al Brujas, que pagó por él 250.000 euros.

En la temporada 2010-2011 explotó ya definitivamente, convirtiéndose en el máximo anotador de la liga belga y siendo elegido el mejor jugador del torneo.

Pasó entonces a Alemania, primero al Borussia Dortmund (2011-2013), con el que ganó la Bundesliga y la Copa de Alemania en 2012, y luego al Wolfsburgo, con el que ganó la Copa en 2015. 

- Enfado de Klopp -

En su paso por Dortmund dejó muestras de su fuerte carácter, quejándose en la prensa de que contaba con menos minutos de los que quería y creía merecer, lo que motivó un enfado del entrenador Jürgen Klopp.

"La gente que se queja es de jardín de infancia, no del mundo de los adultos. Si no juega, un futbolista profesional tiene que callarse la boca, trabajar duro y conseguir que el entrenador le elija, no quejarse a los periodistas", dijo, con contundencia, un implacable Klopp.

En la última temporada, tras más de tres años haciéndose un nombre en el Wolfsburgo, ha sido uno de los hombres destacados del Inter de Milán, al que llegó en un traspaso de 16 millones de euros.

Con Croacia estuvo en las eliminaciones en la fase de grupos de la Eurocopa-2012 y del Mundial-2014, pero ahora en la Eurocopa de Francia ha podido tomarse la revancha.

Se esperaba mucho del equipo de Luka Modric y Mario Mandzukic, pero sus problemas físicos han hecho que Perisic sea la estrella del equipo en la primera fase, con un gol en el empate 2-2 ante los checos en la segunda jornada y sobre todo con su tanto en el final del partido ante España (2-1), decisivo para lograr el liderato. En ese partido también dio el pase del primer gol, a Nikola Kalinic.

Con esa victoria ante la Roja, Croacia evitó tener que enfrentarse a Italia en los octavos, aunque Perisic, desafiante, no tenía miedo de enfrentarse a la Azzurra.

"A un periodista italiano le dije que él debería estar feliz por no tener que enfrentarse a Croacia", afirmó, crecido, tras la victoria ante los españoles en Burdeos.

Ahora contra el Portugal de Cristiano Ronaldo intentará confirmarse como una de las estrellas de esta Eurocopa. Será en Lens, no muy lejos precisamente de Sochaux, la ciudad francesa donde empezó su aventura internacional.

LEE TAMBIÉN...