Árbitro expulsó 16 jugadores por batalla campal en el fútbol de Uruguay

Futbolistas del Wanderers y Juventud protagonizaron otra vergonzosa gresca en la primera división uruguaya

Árbitro expulsó 16 jugadores por batalla campal en el fútbol de Uruguay

El partido, que se disputó ayer, transcurrió con normalidad y tuvo un final emotivo con un gol para cada equipo en los últimos cinco minutos. Poco después, mientras algunos futbolistas se saludaban otros se insultaron y comenzó una riña generalizada en el campo que duró varios minutos.

El árbitro Leodan González expulsó a 16 futbolistas del Wanderers y el Juventud que se liaron a golpes al finalizar el partido que concluyó 3-3, correspondiente a la novena jornada del torneo Apertura del fútbol uruguayo, según refleja el informe del colegiado dado a conocer hoy.

González observó lo ocurrido y decidió las expulsiones de ocho futbolistas del Wanderers y otros tantos del Juventud.

Entre los jugadores del Wanderers expulsados están el ecuatoriano Richard Mercado, autor de uno de los goles, el brasileño Malaquias Da Silva ‘Diogo’ y sus compañeros de equipo Javier Cabrera, Santiago Martínez, Guzmán Pereira, Gastón Rodríguez, Maximiliano Rodríguez, que marcó los otros dos goles, y Maximiliano Olivera.

Los futbolistas expulsados en el Juventud son Alejandro Reyes, Hebert Collazo, Miguel Márquez, autores de los tres goles de su equipo, Emiliano Romero, Cristian Latorre, Matías Soto, Braian De Barros y Jonathan Blanes.

Directivos de ambos equipos rechazaron hoy lo ocurrido y anunciaron que al final de la jornada emitirán un comunicado conjunto disculpándose por la situación. El presidente del Juventud, Yamandú Costa, anunció que la institución analiza posibles sanciones para los futbolistas involucrados en la riña.

El antecedente más reciente data del pasado mes de mayo cuando 17 futbolistas de los clubes Cerro y Cerro Largo fueron sancionados por el Tribunal de Penas de la Asociación Uruguaya de Fútbol hasta con cinco partidos de inhabilitación tras otra riña al finalizar un encuentro del torneo Clausura.

En la batalla campal ocurrida en mayo, la Justicia uruguaya actuó de oficio y decidió el procesamiento sin prisión por “riña” de los futbolistas involucrados.