Ataque de abejas interrumpió partido entre Panamá y El Salvador

Los jugadores tuvieron que echarse en el césped para evitar picaduras. Un hecho similar ocurrió el 2010

Un enjambre de agresivas abejas africanas paralizó, en dos ocasiones, el partido entre Panamá y El Salvador por el tercer lugar de la XI Copa Centroamericana de fútbol, creando un problema de seguridad en el estadio Rommel Fernández de la capital panameña.

El hecho insólito quedó registrado como la primera vez que una colonia de agresivos insectos detiene un partido subregional organizado por la Unión Centroamericana de Fútbol (Uncaf). Sin embargo, un hecho similar ocurrió el 2010 en la liga local.

Las abejas fueron descubiertas por el portero Dagoberto Portillo, quien escuchó extraños zumbidos sobre su cabeza cuando transcurría la etapa complementaria. De inmediato, llamó al árbitro hondureño Benigno Pineda, quien pidió la ayuda de los empleados de mantenimiento del estadio.

En minutos, llegó un hombre con un extintor de incendio y roció espuma sobre el horizontal del marco defendido por Portillo. Sin embargo, las abejas regresaron más hostiles, lo que obligó a los jugadores a lanzarse sobre el césped, para evitar picaduras.

Pese al contratiempo, el partido fue reiniciado y tuvo que irse a tandas de penales tras el empate 0-0 entre los dos elencos. Con marcador de 5-4, los “canaleros” se alzaron con el tercer puesto, mientras que la visita se quedó con el cuarto lugar.