elcomercio.pe

Deporte Total

Carlos Alberto y el gol que lo hizo inmortal [FOTOS]

3 de 15

Gerson recibe y toca el balón para Clodoaldo. (YouTube)

Parado en la banda derecha, Carlos Alberto respiraba agitado. Había corrido 86 minutos y la sensación era la misma que, a esa altura del cronómetro, todos los jugadores de Brasil sufrían jugar a 2.250 metros sobre el nivel del mar.

"Estaba atrás, tomando un respiro, solo quería es que pitaran el final", dijo muchos años después el hombre que anotaría uno de los goles más bellos de los mundiales en la final de México 70 ante Italia.

Carlos Alberto murió hoy a los 72 años, pero el recuerdo de 'O Capitão' sigue siendo imborrable gracias a la carrera que tuvo por las bandas derechas del Fluminense, Botafogo, Flamengo y el mejor Santos de la historia.

Pero en 1970 Carlos Alberto solo estaba a 50 metros de la inmortalidad.

Todo empezó cuando Tostao tomó el balón en la banda izquierda en una jugada inocua de esas que hay al final de un partido que se va ganando por 3-1. Tostao la suelta. Pasa por Piazza, Clodoaldo, Pelé, Gerson, Clodoaldo otra vez.

La pierna derecha de Clodoaldo ha tocado el balón tres veces para deshacerse de cuatro italianos. El resto del trabajo lo hicieron los movimientos de cadera de un bailarín de samba que marearon a los camisetas azules. Para cuando dio el pase a Rivelino, Carlos Alberto vio delante suyo en el tiempo y el espacio.

"Voy a esperar. Si el balón llega a Jairzinho y siento que Jairzinho va a jugar con Pelé, entonces iré, porque sé que Pelé me la dará". Eso fue lo que pensó, según lo reveló años después en una entrevista a la FIFA. Y eso ocurrió.

Los últimos segundos de ese video muestran la situación que describió Carlos Alberto, pero no revelan que él había empezado a correr los 50 metros que le separaban del campo. Solo muestra el final de la jugada: que Pelé le da un pase de magia y que una tromba llega para convertir el balón en un bólido que acabó rotundo en la red.

De ese equipo, la prensa inglesa --tan acostumbrada a generar frases citables por los siglos de los siglos-- llegó a decir que debería estar prohibido un fútbol tan bello. Que Pelé era o mais grande. Pero pocos recuerdan al hablador capitán de ese equipo imbatible al que solo le bastó correr 50 metros y patear un balón para volverse parte de la historia.