Cerraron el arco: así se encomendaron y eliminaron al Inter de Porto Alegre

Los jugadores africanos del TP Mazembe dejaron esta curiosa imagen antes de iniciar el partido en el Mundial de Clubes. Vencieron 2-0 a los brasileños y ya están en la final

(Video: Fox Sports/Fotos: YouTube/AP)

El Mazembe de la República Democrática del Congo hizo trizas los pronósticos, acabó con las predicciones y subrayó el resurgimiento del fútbol africano que, por primera vez en la historia del Mundial de Clubes aspirará, en la final, a la hegemonía internacional.

Los golazos de Mulota Kabangu y Dioko Kaluyituka despedazaron las previsiones de Abu Dhabi y dejaron en evidencia al Internacional de Porto Alegre, un clásico en esta competición, representante del país del fútbol por naturaleza, Brasil.

Son los representantes africanos los principales animadores de los grandes torneos. Causa sensación el desparpajo de su fútbol. El poder físico de sus integrantes. La velocidad. Pero las carencias técnicas, la ausencia de disciplina táctica, suelen dejar a los equipos de África a medio camino de las aspiraciones.

Lo curioso sucedió antes de iniciarse el partido cuando los once jugadores africanos se arrodillaron bajo su arco para rezar y sellar su portería. Finalmente dio resultado porque no recibieron goles ante los brasileños.

Aviso para el Inter de Milán o el Seongnam Ilhwa, eventuales rivales en la final. El Inter brasileño ya lo padeció.