El golazo de Roberto Carlos a Francia ya tiene una explicación científica

El tanto, catalogado como el segundo mejor de la historia del fútbol, tuvo una clave: la distancia desde donde fue disparado el balón

YouTube

Un grupo de científicos franceses explicó en el New Journal of Physics el impresionante tanto de tiro libre que Roberto Carlos marcó el 3 de junio de 1997 a la selección francesa en un amistoso que quedó 1-1 y se jugó en Lyon.

Pese a que el gol fue bautizado como “el gol que desafió a la física”, los científicos franceses llegaron a escribir una ecuación que describe la trayectoria del balón y encontraron que es posible replicarlo siempre que se le pegue a la pelota con efecto, con suficiente fuerza y a una buena distancia del arco.

Los hombres de ciencia explicaron que al simular el tiro libre bajo el agua, con pelotas con la misma densidad, descubrieron que los balones hacen una trayectoria en espiral, cosa que Roberto Carlos replicó al pegarle al balón lo suficientemente fuerte, pues minimizó la influencia de la gravedad.

Sin embargo, el secreto sería la distancia: “Si esta no es suficiente, sólo puede verse la primera parte de la curva, pero si la distancia es la correcta, como en el tiro de Roberto Carlos, la curva se cierra, y se ve la trayectoria completa”, explicó Christophe Clanet, de la Escuela Politécnica de París a BBC Mundo.