Mourinho no se arrepiente de nada y asegura que solo defendió al Real

El portugués no pedirá disculpas y dijo que si atacó al asistente de Guardiola fue porque insultaron a su cuerpo técnico

Mourinho no se arrepiente de nada y asegura que solo defendió al Real

Fue sindicado como el principal responsable de que la trifulca entre jugadores y mimebros del cuerpo técnico del Barcelona y Real Madrid estalle y se torne, por momentos, insalvable, en las postrimerías de la definición de la Supercopa española. José Mourinho arremetió entre los empujones que se propinaban azulgranas y merengues para introducir sus dedos en el ojo del técnico asistente de Barcelona, Tito Vilanova, pero no se arrepiente.

Por el contrario, ‘Mou’ justifica su actitud, pues “cree firmemente que estaba defendiendo los intereses del Real Madrid”, y “no pedirá disculpas”. El portavoz del portugués, Eladio Parames, refirió que si aquel reaccionó en contra de Vilanova fue porque escuchó que a su cuerpo técnico le gritaban: “Son una banda de hijos de puta”.

Según acotó el vocero de Mourinho, este no se ha conmovido por las críticas recibidas en la prensa local y extranjera. “No le importa lo que diga la prensa, sino solamente lo que piensen los fanáticos del Madrid”, indicó.

Durante el partido, el estratega madrilista tuvo gestos despectivos hacia Lionel Messi y Daniel Alves, del Barcelona; y en la conferencia de prensa realizada tras el encuentro refirió que era una “táctica de los equipos de menor valía” que sus recogebolas estén instruidos para “dejar que pase el tiempo”.