Steven Gerrard rescató la dignidad del Liverpool en el 4-0 sobre el Burnley

Los ‘reds’ todavía tienen opciones de lograr el cuarto lugar de la Premier League que clasifica a la Champions. El rival, equipo de Diego Penny, es candidato al descenso

(Video: Sapo.pt/Foto: Reuters)

Steven Gerrard, actualmente el argumento más fiable del equipo de Rafael Benítez, respondió con dos goles ante el Burnley a las necesidades del Liverpool, que mantiene sus expectativas de dar caza al cuarto puesto de la Premier League, además de reanimar su autoestima cuatro días antes de la visita del Atlético Madrid a Anfield.

El preparador madrileño apenas reservó efectivos. Es mucho lo que se juega en esta semana. Ante el Burnley, penúltimo y casi sin posibilidades de permanencia, las opciones de llegar a tiempo al cuarto lugar de la Premier. El que da acceso a la Champions League. El jueves, en Anfield, ante el Atlético Madrid, la única ocasión que le queda en la recámara para dar brillo a un curso gris.

Fue incapaz el Liverpool de poner el choque de cara en la primera parte. Desperdició sus ocasiones. Sin Fernando Torres, solo Gerrard marca diferencias en los ‘reds’.

El capitán fue el que salió al rescate de su equipo en la segunda parte. Mucho tuvo que ver en ello también el italiano Alberto Aquilani, un talento del que se esperaba mucho y no terminaba de llegar.

Apareció ante el Burnley —jugó desde el inicio— para facilitar la tarea de Gerrard, que rompió la zaga local y batió a Brian Jensen a los 52 minutos. Steven Gerrard encontró un socio en el transalpino, que también contribuyó en el segundo gol, siete minutos después.

A un cuarto de hora del final Maxi Rodríguez sentenció el choque. Marcó el tercero, también con un centro de Aquilani. Respiró entonces Benítez. Empezó a pensar en el Atlético y retiró a Gerrard de la cancha. Ya en el tiempo añadido, el holandés Ryan Babel redondeó la cuenta y llenó de autoestima al rival rojiblanco.