Huelga de jugadores es legal y clubes no pueden reclamar, afirma experto

Abogado laboralista explica que un paro de este tipo es un derecho que tienen todos los trabajadores y no es una falta grave. Las condiciones que pretende imponer César Vallejo a sus jugadores no son legales

Huelga de jugadores es legal y clubes no pueden reclamar, afirma experto

JACK LO LAU @jacklolau
Redacción Online

La Universidad San Martín renunció al fútbol profesional. ¿Y ahora qué? El club albo tendrá que asumir responsabilidades deportivas regidas por normas FIFA y también laborales según la legislación peruana. El club dice que legalmente están cubiertos. ¿Es realmente así?

HUELGA LEGAL
En un comunicado oficial, el club santo aseguró que “la decisión del plantel de jugadores no tiene causa ni justificación alguna”. Sin embargo, esto no es compartido por el profesor de derecho laboral de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Elmer Arce. “El derecho de huelga está constituido legalmente. Este se puede tramitar conforme a ley y también ser intempestivo, ya que están respaldados por el derecho de huelga. En este caso, no existió ninguna irregularidad. Los jugadores estuvieron en su derecho”, comentó el abogado a elcomercio.pe. “El artículo 25 de la Ley de productividad y competitividad laboral dice claramente que la desobediencia tiene que ser reiterada. Una paralización intempestiva es legal, se convierte en falta grave cuando es reiterada. En este caso, no hubo eso”, afirmó. Es decir, a los dirigentes universitarios les parece que es falta grave negarse a viajar para un partido; a las leyes peruanas, no.

Lo que más le molesta a los clubes cumplidos es que sus jugadores no tienen nada de qué quejarse. Se les paga y eso es suficiente. “Se está cuestionando el hecho de que estaban al día en sus pagos y aun así se unieron a la protesta. Según el derecho peruano, las huelgas pueden responder no solo contra un empleador, sino de solidaridad. Está amparado por la ley. No es ilegal que los que estén al día se plieguen a una huelga”, explicó.

JUGADORES GANAN IGUAL
Para Arce los jugadores tienen todas las de ganar. “Si ellos (Universidad San Martín) no tienen razón objetiva y la falta grave no existe, van a tener que pagar la indemnización por despido. Tienen que darle doce remuneraciones mensuales”. Además, también existen otros daños que la San Martín estaría ocasionando en los jugadores. “Ellos (jugadores) pueden ir a la vía judicial para que le reconozcan el daño moral. Un futbolista lo que necesita es estar en actividad, y si lo tienes sin poder jugar, lo perjudicas. En este caso, los futbolistas podrán pedir una indemnización por daño moral y laboral”, acotó el especialista.

EL CASO CÉSAR VALLEJO
El club norteño le ha dado ciertas condiciones a sus jugadores si quieren seguir perteneciendo al equipo profesional. Dos, básicamente: Que no pertenezcan a la Agremiación y que acepten una reducción deL 25% de su sueldo del mes de febrero por no jugar en la primera fecha. ¿Pueden hacer eso? “Un club no le puede pedir a sus trabajadores que no sean parte de un sindicato. Los convenios 87 y 88 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) sancionan estas actitudes. Todo trabajador tiene derecho de pertenecer a un sindicato. El empleador no puede hacer eso. Los futbolistas deben mantener su afiliación y quien está en incumplimiento es el club. No lo pueden despedir por estar en un sindicato y no le pueden reducir su remuneración”, finalizó.