‘Sopa de Cóndor’: ¿Mito o secreto para jugar mejor en la altura?

Jorge Alva, médico de la selección peruana, popularizó este brebaje ‘mágico’ en las Eliminatorias Francia 98. ¿Es realmente una sopa?

‘Sopa de Cóndor’: ¿Mito o secreto para jugar mejor en la altura?

DAVID HIDALGO JIMÉNEZ @DavidsCreator
Redacción online

Desde el empate a cero conseguido en 1996 ante Bolivia, en La Paz, la ‘Sopa de Cóndor’ quedó registrada como una marca nacional, aunque jamás será un ‘platillo’ digno de estar en alguna carta de Mistura.

Cada cuatro años, el nombre de la ‘Sopa de Cóndor’ vuelve a tomar protagonismo cuando se debe encarar por Eliminatorias algún partido complicado en ciudades de altura, más aún si se trata de La Paz (3.650 m.s.n.m.).

El 1 de setiembre de 1996, los dirigidos por Juan Carlos Oblitas tomaron la llamada ‘Sopa de Cóndor’. El 0-0 logrado en La Paz es el mejor resultado en Eliminatorias que ha conseguido la selección peruana en los últimos 16 años. No se ha podido repetir.

¿Qué es la ‘Sopa de Cóndor’?
No se trata de un humeante potaje de nuestra orgullosa gastronomía nacional acompañado de una buena presa del ave andina. Es un planificado régimen dietético que tiene como complemento ideal las vitaminas B y C, magnesio, calcio e hidratos de carbono. La prensa fue la que bautizó a esta preparación como ‘Sopa de Cóndor’.

El doctor Jorge Alva trasladó al deporte, cuando era médico de la ‘U’, los estudios del Instituto de Medicina Andina de la Universidad de San Marcos y de la Universidad Cayetano Heredia. El complemento vitamínico se suministra la semana previa a un partido de alta competencia en altura “con la finalidad de acumular glucógeno en el músculo ante la falta de oxígeno”, precisó el galeno de la selección a elcomercio.pe.

¿Realmente sirve la ‘Sopa de Cóndor’?
Médicamente sí. El suministro de las vitaminas se realiza para contrarrestar la falta de oxígeno, pero “tiene que ir de la mano con una preparación física y psicológica adecuadas”, precisó Jorge Alva.

Desde aquella vez la selección peruana cayó ante Bolivia en las tres visitas siguientes por las Eliminatorias: 1-0 el 2000 y 2004, respectivamente, y 3-0 el 2008. Lamentablemente los números no son nada favorables para los nuestros porque de todos los partidos que Perú ha jugado en el Hernando Siles (11), no hemos podido ganar en ninguna ocasión.

Cabe indicar que la única vez que Perú ganó a Bolivia en calidad de visitante no fue en La Paz sino en Oruro. Fue 1-0 con gol de Oswaldo ‘Cachito’ Ramírez en la Copa América de 1975.

La selección de Sergio Markarián cuenta además con avanzados equipos GPS de monitoreo que permiten evaluar de manera precisa el desempeño físico de los futbolistas en la altura. Las semanas previas al choque ante Ecuador se realizaron estas pruebas, pero el resultado final fue una derrota de 2-0 en Quito. Llamó la atención la manera en que se vio afectado el estado físico de los peruanos en el segundo tiempo del partido.

Perú visitará el próximo 12 de octubre a Bolivia en La Paz por la novena fecha de las Eliminatorias Brasil 2014.