El último día de la San Martín: "Nos vamos con la frente en alto"

Presidente del club reveló que se les dio hasta tres oportunidades a los jugadores para que cumplan con su obligación de jugar el torneo

(Canal N)

José Antonio Chang, titular de la Universidad San Martín, consideró la negativa de sus jugadores del primer equipo a enfrentar la primera fecha del Descentralizado como “la gota que rebalsó el vaso”, pues su institución ya venía afrontando “con voluntad” una serie de dificultades que surgían de la desorganización en el torneo peruano.

Según dijo, la reciente huelga de futbolistas que los santos apoyaron “hizo imposible que continúe el proyecto futbolístico que los directivos de San Martín tenían en mente”.

“Lamentamos que jugadores profesionales con la mejor de las atenciones tuvieran la decisión irracional de incumplir un contrato. Hemos tomado esta difícil determinación, pero confiamos que sobre esto se geste un mejor futuro para el fútbol peruano”, indicó.

En tanto, Chang reiteró que la institución alba cumplirá de acuerdo a ley con los derechos de sus trabajadores, pero también reclamará lo que corresponda para la Universidad San Martín “dentro del marco de la legislatura que nos rige”.

Además, aseguró que la universidad de Santa Anita mantendrá su proyecto de fútbol en menores y amateur, pues confía en que ahí está la posibilidad de construir un “futuro mejor” para su institución.

LES DIMOS HASTA TRES OPORTUNIDADES
Para el presidente del equipo que en ocho años de existencia obtuvo tres campeonatos todavía resultaba increíble la forma como sus jugadores pusieron en jaque tal proyecto futbolístico, y reveló que su directiva ofreció hasta tres chances para que el plantel titular viaje a Moyobamba para el partido con Unión Comercio.

“Se negaron a viajar con el vuelo listo. Después les ofrecimos alquilar un avión chárter para que vayan a Arequipa y cumplan con su obligación, pero también lo rechazaron. El gerente Álvaro Barco les dijo que a las 10 a.m. de ayer todavía había un vuelo, que la universidad pagaba, pero se negaron por tercera vez. Cumplimos con todas nuestras obligaciones. Pero esta irresponsabilidad, este acto irracional, no tuvo explicación”, agregó.

Finalmente, subrayó que la San Martín se retiraba, aunque apenado, “con la frente en alto y la conciencia tranquila”, habiendo logrado títulos locales y varias participaciones internacionales.