Conoce a Luis Iberico, el goleador peruano del Sudamericano Sub 15

El delantero de 15 años juega en la San Martín y es el actual máximo anotador del torneo con seis goles

HORACIO ZIMMERMANN @Horacon
Redacción Online

El día empieza muy temprano para Luis Enrrique Iberico (6 de febrero de 1998). Se levanta de la cama a las seis de la mañana cuando la luz apenas asoma por la ventana de su habitación en el distrito de Los Olivos. Tiene media hora en adelante para asearse, coger sus libros y cuadernos, caminar hasta el paradero más cercano a su casa y abordar el transporte que lo lleve al colegio, en el que cursa el quinto año de secundaria. En total son dos los micros que durante una hora y media lo trasladan hasta Santa Anita, donde está ubicado el colegio de la Universidad San Martín.

Esta rutina la repite desde que hace tres años llegó al equipo de la categoría 98 del club estudiantil luego de su paso por la filial de la misma entidad en el cono norte. En el 2010 el entrenador de la categoría, Víctor Reyes, realizó una prueba que el entonces centrodelantero de 12 años pasó sin dificultad. A partir de ese día, Luiki, como lo llaman sus familiares en casa, estudia, almuerza y entrena en la universidad. Otras veces en la Videna con la selección. Y a las siete de la noche está de vuelta en casa para hacer las tareas del colegio, siempre y cuando no le toque entrenamiento de tecnificación con un DT español, encargado de potenciar sus cualidades.

Iberico, que no tiene relación alguna con el vicepresidente del Congreso (los rumores surgieron en redes sociales con poco fundamento), es un ‘9’ con mucho gol que ha capitaneado a la USMP en la consecución del tricampeonato de su categoría en la Copa Federación. Esta característica innata en su juego queda evidenciada en sus logros a nivel individual: es el actual goleador de Perú en el Sudamericano Sub 15 con seis goles –pudieron ser 7 pero erró un penal frente a Chile–; fue máximo anotador de su categoría con 29 tantos en el 2012; y ha marcado 35 goles en 30 partidos este año con su club. “Es un delantero moderno y no el típico ‘9’ que solo espera los rebotes”, comentó ‘Jota Jota’ Ore, su DT en la Sub 15, en CMD.

Además de tener gol, característica principal de su juego, Iberico es un delantero que cuenta con roce internacional. El año pasado viajó a Caracas con el equipo de la San Martín para disputar el mundialito de la categoría ante rivales como River Plate, Barcelona de Ecuador, Cruz Azul de México y Botafogo de Brasil. Antes, en el 2011, había participado en un torneo realizado en Roma en el que el equipo santo se coronó campeón tras vencer a la Lazio en la final. Iberico marcó cuatro goles en aquel torneo, siendo uno de los goleadores, relata Reyes, su entrenador.

“Él ha nacido para el fútbol. Hemos visto en él al futuro goleador de las selecciones peruanas”, dice Reyes en comunicación con elcomercio.pe. Admirador del sueco Zlatan Ibrahimovic, Lucho Iberico se preparó más de la cuenta para el Sudamericano Sub 15, pese a que casi queda afuera por una lesión sufrida durante la gira del equipo en Ecuador, un mes antes del inicio del torneo que hoy tiene a la bicolor como finalista por primera vez en la historia. La preparación incluyó un trabajo personalizado en el gimnasio y trabajos de definición aun luego de los entrenamientos. “Él tenía grandes expectativas de ser goleador y lo está cumpliendo”, contó Reyes.

“Estoy convencido de que, si se le sabe llevar, estamos frente al próximo delantero de la selección mayor. Creería que su techo es más alto que el de los actuales delanteros peruanos en el extranjero”, dice Carlos Gonzales, su representante. Y en eso parece coincidir todos los que han seguido de cerca su carrera en el club santo. “El Perú no está para esperarlo mucho tiempo. Yo me animaría a invitarlo a la Reserva o subirlo al primer equipo. Es probable que lo tomen en cuenta para la pretemporada del primer equipo el próximo año”, reveló Reyes.

Iberico es un ‘9’ moderno. Le gusta vivir en el área, aunque abandona su puesto en ocasiones para participar del juego. Es un delantero que sabe aguantar la pelota de espaldas al arco rival, de buen juego aéreo y, sobre todo, con gol. Su futuro, sin embargo, no depende solo de él. Hoy queda a merced de las decisiones de las personas adultas que están encargadas del fútbol peruano.