x

Museo del Congreso y de la Inquisición

Cercado de Lima

Llamado también "del Congreso", pues durante la época republicana también albergó al Parlamento Nacional, este palacete blanco es más conocido por las representaciones de las torturas que, hacia el año 1500, se practicaban a todos los acusados de herejía o faltas contra la fe católica.
El Museo del Congreso y la Santa Inquisición tiene unas 10 salas. Entre las más visitadas destacan la de las celdas y la que fuera sede del senado, que todavía conserva tu techo original encofrado. En la sala de torturas destaca, por su realismo, la representación del potro.
Se dice que esta tortura era aplicada a cada detenido por espacio de una hora y cuarto.
Otra forma de castigo corporal era la polea de brazos atrás, que se agravaba cuando a la víctima se le colgaban unos 25 Kg en los pies.
Una tercera modalidad era el ahogamiento con uno a cuatro litros de agua. También hay una representación de la forma de muerte más usual en la época: el garrote español, que se realizaba en la actual Plaza de Acho.