x

Casa Museo Ricardo Palma

Miraflores

En este lugar el escritor peruano vivió los últimos días de su vida, entre los años 1913 a 1919. Debido a la importancia del lugar, el Frente de Cooperación Cívica Miraflores adquirió el inmueble y la convirtió en un museo y centro de estudio dedicado al autor. Un acogedor jardín invita a viajar imaginariamente en el tiempo.
Lo que fue el comedor es ahora una sala donde se recibe a los visitantes. La directora comparte en ese ambiente algunos aspectos de la vida de Palma. Luego se ingresa al despacho. Un gran cuadro de Don Ricardo, pintado por Teófilo Castillo, sus libros de Diderot, de Voltaire, los prismáticos que usaba para reconocer a las visitas y los antiguos muebles.
La sala contigua servía para que sus hijas recibieran a sus amistades. Luego el gran salón, donde están sus condecoraciones, cartas y algunos artículos de uso personal. Ahí descubrimos que Palma había sido masón, un dato que de repente usted ignoraba. Una habitación que antecede a su dormitorio presenta versiones de la `Tradiciones Peruanas' en hebreo, griego, chino e italiano. También una máscara mortuoria del escritor, su partida de defunción y el parte funerario. Finalmente su cama, el velador, la silla de ruedas, la toalla de lino y toda esa austeridad que caracterizó su existencia.