Premios LEC: “Asumí el desafío de comprar mi actual empresa”

N&A es una compañía en el rubro de la metalmecánica que hoy alcanza ventas anuales por más de S/24 millones

Premios LEC: “Asumí el desafío de comprar mi actual empresa”

Este año, N&A tiene planeado invertir aproximadamente S/20 millones, explica Casana, para incursionar en otros rubros comerciales.

A los 29 años, Rita Casana, directora de la empresa N&A y reconocida por los Premios LEC, inició su propia aventura empresarial. Con trabajo arduo, pudo sobrevivir en un mundo dominado principalmente por hombres.  

— En 1986, cuando fundó N&A, la industria de la siderurgia era básicamente masculina. Hoy sigue siéndolo. 
Cuando tenía 29 años, con mis dos hijos pequeños, ingresé a un mundo laboral donde todos eran hombres dedicados a la venta y transporte. Con la experiencia obtenida en  mis trabajos anteriores, empecé mi propio negocio, que en sus inicios se enfocaba en comprar y vender fierro y planchas de acero. Posteriormente, compré la empresa Celta y formé N&A, dedicada a la industria  metalmecánica.

— Aunque no estudió en la universidad, conoce la industria de los metales como una ingeniera con años de experiencia.
Desde muy joven me gustó el negocio. Mi padre me inculcó que la responsabilidad en el trabajo, la puntualidad y las buenas costumbres son la clave del éxito. El aprendizaje obtenido durante mi educación secundaria fue suficiente para iniciarme en el mundo del trabajo y, posteriormente, en el mundo industrial.

— ¿Cuáles han sido los principales obstáculos que ha tenido que enfrentar en estos 17 años? 
Siendo comerciante, asumí el desafío de comprar mi actual empresa, pues la empresa Celta tenía una deuda económica conmigo. Lejos de embargar la compañía, la compré. El cambio fue traumático, pues estaba acostumbrada al negocio de compra y venta. De pronto, tuve que conducir una empresa dedicada a la industria metalmecánica. 

— N&A fabrica cocinas domésticas e industriales y balones para GLP. ¿Cómo les fue el año pasado? 
Del 2014 al 2016 fui proveedora del programa Cocina Perú del Ministerio de Energía y Minas. Sin embargo, a partir del 2016, que fue un año electoral, la situación ha sido difícil. Los ministerios están paralizados y no hay licitaciones. Hemos recurrido a estrategias de comercialización, mejorando nuestro sitio web y visitando  personalmente a clientes para seguir manteniendo la producción. 

— ¿Qué se viene para ustedes en el corto, mediano y largo plazo?
Este año tenemos planificado invertir S/20 millones, para incursionar en otros rubros comerciales. En el corto plazo, miraremos la importación y venta de alambre conductor de energía; en el mediano y largo plazo, la fabricación masiva de cocinas semiindustriales y la fabricación de cocinas de leña portátiles mejoradas.  

— ¿Qué se siente haber sido reconocida como una líder empresarial del cambio y por qué cree que fue elegida?
Este reconocimiento es un orgullo para mí y mi familia. Considero que fui elegida por la importancia de mi trabajo –pues empecé desde abajo– y por el hecho de estar vigente en un mundo dominado por hombres. 


Tags relacionados

Premios LEC