Cómo pueden capear las acciones emergentes el triunfo de Trump

Un análisis de Bloomberg tras la inesperada victoria de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos

Cómo pueden capear las acciones emergentes el triunfo de Trump

Las bolsas de los mercados emergentes están sintiendo un sacudón por la victoria de Trump. (Foto: Reuters)

(Bloomberg) - La inesperada victoria de Trump en EEUU se produjo y las acciones de los mercados emergentes están entre los principales perdedores, en medio de las turbulencias que sufren todos los activos financieros.

 

Sin embargo, se puede prever que la ola de ventas durará poco. Los motivos son claros: hay demasiado efectivo en el mercado y estamos a fin de año.

A medida que aumentaba la incertidumbre sobre las elecciones, algunos de los fondos más importantes elevaron sus posiciones en efectivo en los últimos días de la campaña. El sondeo más reciente de Bank of America Merrill Lynch a 171 fondos con unos activos totales de US$443.000 millones, llevado a cabo entre el 7 y el 13 de octubre, mostró el nivel de efectivo más alto desde los días posteriores a los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Esto es la encarnación del miedo. El tema, no obstante, es que los gestores de fondos no pueden permitirse tener una media del 5,8 por ciento de sus activos en efectivo cuando comience el período de información de resultados de final de año: se les paga para invertir, no para mantener el dinero en depósito. Así que, a invertir se ha dicho, y deben hacerlo antes de la segunda semana de diciembre, cuando la liquidez se va de vacaciones y la compra de activos resulta casi imposible.

Eso significa que a la marcada caída de las acciones le seguirán alegres inyecciones de efectivo en los mercados por parte de las gestoras de fondos.

¿Dónde se ubican los mercados emergentes en esta ecuación mundial? Pues bien, el sondeo de BofA Merrill también indicó que las gestoras no han tenido unas posiciones tan sobreponderadas en renta variable de mercados emergentes desde principios de 2013. De media, tenían un 31 por ciento más de acciones expuestas a las economías emergentes que lo que dictaban los índices a los que siguen.

Además, esta clase de activos es quizás la que reacciona más bruscamente al resultado de las elecciones, dada la retórica comercial expresada por Trump y Hillary Clinton. El Índice MSCI Emerging Markets ya había bajado 2,6 por ciento para cuando comenzaron las operaciones en Londres. Podría caer más si hemos de guiarnos por la historia reciente.

Pero ello también significa que estas acciones estarán entre los activos más infravalorados y atractivos después las elecciones.

Al final, todo volverá más o menos a donde estaba. Pero antes prepárense para otro poco de sufrimiento.


Tags relacionados

Donald Trump

bolsas

Estados Unidos