¿Cómo afectaría el cierre del Gobierno de EE.UU. a la economía?

Hugo Perea, gerente general de BBVA Research, señala que si EE.UU. se queda sin fondos este 17 de octubre, los Bonos del Tesoro de EE.UU. podrían encarecerse

Hugo Perea, gerente de Estudios Económicos del BBVA Continental, considera que el impacto que va a tener el cierre parcial del Gobierno Federal de los Estados Unidos debido a la falta de acuerdo en el Congreso de ese país, no va ser grave, pues no es la primera vez que ocurre y las agencias federales han desarrollado planes de contingencia para estas ocasiones.

Sin embargo, destacó que la falta de un acuerdo para elevar el límite de endeudamiento público de los Estados Unidos, al que el Congreso de ese país deberá llegar antes de que se acaben sus fondos el 17 de octubre, sí podría generar incertidumbre y afectar los mercados.

“Si se da este escenario en que no se pongan de acuerdo los representantes del Congreso de EE.UU. para elevar el límite de endeudamiento (…) el impacto a nivel global y local es la incertidumbre. Nunca ha ocurrido, no se sabe qué pagos se priorizarían”, comentó.

En ese sentido, señaló que el costo de los Bonos del Tesoro de EE.UU. podrían elevarse si es que los inversionistas perciben que existe riesgo de recobrar el dinero que le prestan al Gobierno de EE.UU. cuando compran sus bonos.

Señaló que, en ese escenario, los inversionistas podrían cobrar una prima mayor y esto podría costarle US$75.000 millones a las autoridades estadounidenses por cada medio punto porcentual al alza en la tasa.

“Ahí no acaba el impacto, porque si sube la tasa a a la que se endeuda el Gobierno norteamericano, esas tasas son referenciales para otros tipos de productos crediticios como las hipotecas, créditos de consumo, créditos vehiculares”, explicó. Este efecto se podría sentir también en los créditos en dólares en nuestro país.

BOLSA Y TIPO DE CAMBIO
Respecto al efecto del llamado ‘shutdown’ en los mercados de capitales, señaló que “esto afectaría a la bolsa, ya que generaría un clima de incertidumbre y cuando esto ocurre, se desea disminuir la exposición a las inversiones en renta variable”, explicó

“Tanto en los países desarrollados, como en la economías emergentes (como la nuestra) se percibiría una serie de retrocesos, por lo cual se podría incrementar el precio del oro y paradójicamente un alza en la demanda de bonos del tesoro.”

En cuanto al tipo de cambio, si la aversión al riesgo se globaliza, podría suceder que los capitales salgan de los mercados emergentes, con lo cual habrían ciertas presiones al alza sobre la cotización del dólar en el Perú por la mayor demanda por la moneda verde.