¿Qué ganamos con la modernización de la Refinería de Talara?

La inversión de US$3.500 millones permitirá reducir la contaminación del aire e incrementará la producción de Petro-Perú

¿Qué ganamos con la modernización de la Refinería de Talara?

Hoy se inicia el Proyecto de Modernización de la Refinería de Talara (PMRT), la inversión más importante del Gobierno Peruano por el monto involucrado, de US$3.500 millones, y los beneficios que su puesta en marcha reportará al país a partir del 2017, fecha estimada para su puesta en operación.

Se trata de un proyecto que ha suscitado pasiones y críticas por la (al parecer) elevada suma que el Estado deberá costear para sacarlo adelante. “Utilizar el dinero de todos los peruanos en proyectos multimillonarios merece una justificación”, ha dicho Cecilia Blume.

¿Cuáles son, pues, los beneficios que justifican este proyecto? Según el gobierno y la mayoría de expertos en hidrocarburos, hay varias razones.

BENEFICIO AMBIENTAL Y SANITARIO

La principal es que permitirá producir combustibles más limpios, es decir, con menor contenido de azufre a través de un moderno proceso de desulfurización. Cuando esté concluida, la refinería de Talara producirá diesel 2 con contenido de sólo 50 partes por millón (ppm) de azufre, en lugar de diesel con 1.700 ppm.

Como resultado, se reducirá la frecuencia de enfermedades respiratorias en la población, disminuyendo, por ende, los gastos por salud y atención hospitalaria de los peruanos.

MAYOR PRODUCCIÓN

No  menos importante, la desculturización irá acompañada – para hacerla económicamente rentable – de un incremento en la capacidad de refinación, de 60 mil a 90 mil barriles por día.

Este incremento incluye la implementación de nueva tecnología para poder procesar crudos pesados, como los que producen los lotes 192 y 8 (Pluspetrol) y el lote 67 (Perenco), todos ellos en la selva.

Actualmente la  refinería procesa únicamente el petroleo liviano que producen los lotes del noroeste (Piura y Tumbes).

MENORES IMPORTACIONES

Como consecuencia inmediata de todo esto, el gobierno sostiene que el PMRT permitirá asegurar la producción y abastecimiento de combustibles nacionales, disminuyendo las importaciones.

Y es que la refinería de Talara produce combustible con alto contenido de azufre para las provincias, e importa combustibles con bajo contenido para distribuirlos en Lima. Sólo en el 2012, la balanza comercial de hidrocarburos fue negativa en US$5.000 millones debido a esto. Esto se reducirá.

FORTALECIMIENTO DE PETRO-PERÚ

Finalmente, cabe mencionar que la Ley 30130, que declara de interés nacional la modernización de la refinería de Talara, tiene como objetivo suplementario el fortalecimiento de Petro-Perú, la petrolera nacional en cuyas manos recae la ejecución de este proyecto.

Según el gobierno, el PMRT garantizará al Estado una mayor participación en el mercado de hidrocarburos, atendiendo la creciente demanda del país a través de la red de distribución de combustibles de Petro-Perú, la cual llega a los lugares más alejados de la sierra y selva peruana.

“Las ventajas no están en la refinación per se sino en que permitirá a PetroPerú seguir siendo la empresa que garantiza la mitad o más del abastecimiento energético nacional en todos los puntos del territorio”, señaló recientemente el ministro de Energía y Minas, Eleodoro Mayorga.