"Hoy celebramos día_500", por Augusto Townsend

Desde el primer día acompañamos el debate empresarial, poniendo en agenda aquello que preocupaba al ejecutivo

"Hoy celebramos día_500", por Augusto Townsend

Quienes hacemos este suplemento, que hoy celebra su edición número 500, nos sentimos honrados de hacerles llegar a ustedes, todos los lunes, una muestra del mejor periodismo económico y empresarial que se ha hecho y se sigue haciendo en el Perú. Día_1 marcó, qué duda cabe, un hito en el país cuando empezó a imprimirse un 24 de mayo del 2004.

En sus páginas color salmón hemos dado cuenta de las primicias más saltantes del acontecer empresarial de la última década, como cuando hace un par de semanas informamos, con lujo de detalles, la decisión del Grupo ACP de venderle Mibanco a Credicorp. Innumerables ejecutivos de la escena local e internacional han revelado por primera vez sus planes, estrategias y desafíos en Día_1, como cuando Fernando Zavala, flamante presidente de Backus, nos contó el año pasado que la apuesta por la innovación sería la principal característica de su gestión en la cervecera peruana. O quizá a manera de reflexión al término de una notable trayectoria, como cuando Leslie Pierce compartió con nosotros sus impresiones al despedirse de Alicorp, a la cual convirtió en un gigante de alcance regional.

Aquí mismo relatamos, paso a paso, a medida que se fue desplegando, la ambiciosa estrategia del grupo Intercorp para capturar las preferencias de la vibrante clase media peruana, cuyo ensanchamiento ha sido el fenómeno económico más importante del pasado reciente y cuyas repercusiones se han dejado sentir a todo nivel. O la alianza del grupo Breca con la chilena Sigdo Koppers, un paso fundamental en sus planes de internacionalización. O cómo Gastón Acurio convirtió su visión de la cocina peruana en un imperio gastronómico que apunta a todos los continentes. O cuando el grupo Aje tuvo la valentía de aspirar a ser una de las 20 principales multinacionales del mundo.

Desde el primer día acompañamos el debate empresarial, poniendo en agenda aquello que preocupaba al ejecutivo. Y cuando hubo que serlo, fuimos críticos con aquellas compañías que defraudaron la confianza que debe transmitir este sector de la sociedad, como fue el caso de Doe Run. Si de un lado entendemos que las empresas son el principal agente de cambio en el país y que la única manera de derrotar la pobreza es con mayor inversión, de otro, dejamos siempre sentada nuestra posición de que la única manera admisible de hacer empresa en el Perú es con ética.

Muchas gracias por premiarnos todos los lunes con su preferencia. Haremos todo de nuestra parte para mantenerla, por lo menos, 500 ediciones más.