La industria de capital privado en el Perú, por Melvin Escudero

Contamos con más de US$2.000 millones de recursos buscando empresas que ofrezcan a sus inversionistas retorno hasta de 25%

La industria de capital privado en el Perú, por Melvin Escudero

“Los mercados privados se pueden convertir en un motor de desarrollo”. (Foto: Archivo El Comercio)

El capital privado (o ‘private equity’) es la actividad de financiamiento que permite proveer aportes de capital a las empresas. Esto se realiza mediante la compra de participaciones accionarias en el mercado privado, por parte de un fondo de inversionistas que ve en esta modalidad un importante retorno a largo plazo. Hoy en día las empresas peruanas tienen un nuevo canal financiero para obtener capitalistas dispuestos a ser uno de los dueños de la empresa y apoyar con su crecimiento y expansión. 

 

Esta es una excelente noticia para miles de empresas peruanas que, hasta hace poco, solo contaban con financiamiento bancario para crecer, es decir, con créditos con garantía y no había una fuente de fondos “profesionales” que inviertan como capitalistas, tengan presencia minoritaria o de control, y que además aporten con experiencia, red de contactos y planes que busquen aprovechar la oportunidad que el empresario quiere sacar adelante. 

Se debe destacar que las líderes son firmas reguladas y supervisadas por las autoridades de los mercados de valores y que han tenido la capacidad de atraer a inversionistas institucionales (fondos de pensiones, compañías de seguros, fondos de familias de alto patrimonio), que además tienen elevados niveles de exigencia y filtros destinados a garantizar una gestión eficiente y adecuada de estos recursos. 

En nuestro país ya contamos con más de US$2.000 millones de recursos buscando empresas que luego de 3 a 5 años que ofrezcan a sus inversionistas un retorno anual en dólares de entre 13% a 25% anual. Por otro lado, hay diferentes fondos de capital privado, destacando fondos de capital (invierten entre US$30 y US$100 millones por transacción), fondos de crecimiento (invierten entre US$5 y US$30 millones), fondos de capital emprendedor o venture capital (de US$500.000 a US$5 millones) y capital semilla (de US$10.000 a US$500.000).

Como podemos observar, estos perfiles representan un atractivo importante para los inversionistas de largo plazo, motivo por el cual, por ejemplo, las AFP peruanas pueden invertir hasta un 12% y 15% de sus fondos 2 y 3 respectivamente en este tipo de instrumentos. A la fecha ya se ha destinado alrededor de un 4% de los fondos de las AFP a estos activos, pero se espera que esto continúe incrementando en el futuro. Más aún, si consideramos que los mercados públicos son, en nuestro país, relativamente pequeños (con alrededor de 10 nombres importantes relativamente líquidos), los mercados privados se pueden convertir en un motor importante de desarrollo de nuestro mercado de capitales. Esperamos que las próximas reformas a implementarse permitan un importante desarrollo de los mercados privados que eleve el nivel de crecimiento de las empresas y de nuestro país.

El Comercio no necesariamente coincide con las opiniones de los articulistas que las firman, aunque siempre las respeta.