¿Cómo enseñarles finanzas personales a los niños?

Para no desfallecer en el intento siga estas recomendaciones del programa Finanzas Prácticas de Visa.

¿Cómo enseñarles finanzas personales a los niños?

Contrario a lo que muchos puedan pensar y como ya debe haber escuchado en más de una oportunidad, los buenos hábitos financieros deben comenzar a fomentarse desde temprana edad. ¿Por qué? De esta manera los niños podrán acostumbrarse a manejar su dinero adecuadamente para luego, en años posteriores, mantener una buena relación con su billetera.

Sígue a Portafolio en Twitter y Facebook

Si es de los que ya se decidió a hablarles a sus pequeños sobre finanzas personales, y en más de una ocasión se ha preguntado ¿cómo hacerlo? y/o ¿por dónde empezar?, siga los consejos que el programa Finanzas Prácticas de Visa le brinda para que en su calidad de padre de familia cultive buenos hábitos en sus hijos.

1. ESTABLEZCA DIFERENCIAS

Es importante que sus hijos reconozcan las diferencia entre necesidades y deseos para que así puedan establecer límites entre aquellas cosas que realmente necesitan y aquellas que se desean comprar.

2. AYÚDELOS A RECONOCER EL VALOR DEL DINERO

Es importante que conozcan el valor y el precio de las cosas. Para ello, cuando vayan al supermercado, por ejemplo, es oportuno que ponga ejemplos y que compare precios y márgenes de ahorro al comprar un producto u otro. Replique este consejo cuando les de dinero para comprar dulces en el colegio. Sugiérale comparar precios y calcular cuántos y cuáles dulces o productos pueden comprar por un mismo precio.

3. ENSÉÑELES A AHORRAR

Si acostumbra darle a sus hijos una determinada cantidad de dinero a la semana, comparta con ellos algunas ideas para aprender a ahorrarlo y administrarlo. Esto puede ayudarlos a comprender mejor su valor y a ser más responsables financieramente. En esa línea, evite darles "préstamos" constantemente, con ello reforzarán la creencia de que los padres tienen acceso a cantidades ilimitadas de dinero.

4. PROPINAS DEBEN SER SOLO UN ESTÍMULO

Si les pide que le ayuden en algunas actividades en el hogar y los remunera por ello, procure no darles demasiado, pues convertirán sus obligaciones domésticas en un negocio

5. SEA UN BUEN EJEMPLO

No olvide que los niños aprenden más con el ejemplo de los padres, por lo que es recomendable que realice un buen manejo de sus finanzas personales y los haga partícipes de ello. 

Nunca es tarde para inculcar un buen hábito, y si sus hijos ya están en la adolescencia, ellos podrán fijarse metas y establecerse planes de ahorro, además de manejar más responsablemente sus ingresos en un futuro.