¿Cuánto cuesta ser cantante en el Perú?

En nuestro país existen bandas y cantantes que son reconocidos en el extranjero, pero para llegar a ello es necesario invertir

¿Cuánto cuesta ser cantante en el Perú?

DARWIN CRUZ FIESTAS

¿Quién de niño o adolescente no soñó con convertirse en cantante? Hubo un tiempo en que yo lo deseé con todas mis fuerzas, pero la realidad me hizo poner los pies sobre la tierra: tengo la voz tan desafinada que mi contribución al mundo es no cantar ni en un karaoke. Para eso están los profesionales, quienes además de ser dueños de la mejor de las voces, deben pensar como un emprendedor.

Para empezar, los cantantes deben internalizar algo: ellos mismos son una empresa y como tal tienen que invertir para crecer. De eso está plenamente convencido Gino Flores Barquinero, vocalista y bajista de la banda de pop rock Luddo, la cual se disputó junto a Shakira y Calle 13, entre otros, el premio a mejor artista latino 2011 de MTV.

Él me cuenta que llegar a disputarse el primer lugar con las caderas de Shakira en la cadena de televisión de música más sintonizada no fue nada fácil. Para empezar y solo para empezar, él y sus compañeros de bandatienen que invertir unos S/.500 al mes –cada uno– para hacer coordinaciones entre ellos a través del teléfono celular, el transporte para ir a los ensayos y tener los instrumentos afinados. Eso sin contar la ropa.

LA INVERSIÓN REAL
Pero esos gastos pertenecen a la caja chica de una empresa musical. La inversión más grande es grabar el primer álbum, y muchas veces dar ese primer paso puede tomar años, como cuenta el guitarrista Alonso Herrera, quien junto al bajista Alejandro Jarrín fundaron a fines de la década del 90 el grupo de rock progresivo Flor de Loto.

“La banda se fundó en 1998 y recién en el 2005 grabamos nuestro primer álbum, luego de tocar en lugares como el Irish Pub, el bar La Noche del Centro de Lima y en cuanta celebración universitaria nos contrataran”, relata Alonso Herrera.

Es que si haces la música que te gusta y no es la que la mayoría escucha, dar el salto es más difícil. Alonso lo sabe muy bien. Él explica que al inicio obtenían sus demos al conectar los instrumentos a una computadora que tenía un programa especial para grabar música.

Luego de muchas presentaciones y de tocar diversas puertas llegó el momento de grabar el primer disco, pero no en el Perú, sino en Chile bajo el sello Mylodon Records, la discográfica independiente más importante de rock progresivo en América Latina. Luego de ser conocidos en el extranjero y ya con dos álbumes bajo el brazo recién pudieron grabar aquí en el 2009.

¿Cuánto invirtieron? Más de S/.21.000, según detalla Alonso. Eso incluyó el alquiler del estudio de grabación, que puede llegar a costar US$100 la hora, la mezcla y la masterización. “Aunque ahora los estudios ofrecen paquetes que incluyen todo lo anteriormente detallado y sale más a cuenta”, dice.

Gino Alache, jefe de prensa de varios grupos de pop rock locales, afirma que también se puede grabar una versión corta del disco, es decir un EP.

Otra alternativa para costear la grabación de un álbum, según Lalo Ponce, de Phantom Music, es contar con un productor fonográfico, “aunque ahora muchos artistas optan por ser ellos mismos los productores”, dice.

EL VIDEOCLIP
Otra herramienta de márketing que puede resultar muy efectiva para que un cantante o una banda se haga conocida es un videoclip. Esta fórmula le funcionó a Luddo y le valió estar catorce veces en el primer lugar de la lista de los diez más pedidos en MTV.

“El videoclip fue dirigido por el fotógrafo Chayo Saldarriaga y tuvimos que invertir cerca de US$2.500”, dice Gino Flores. Pero el hecho de hacer un videoclip y enviarlo a los canales de televisión no es garantía de éxito. “Tal vez los productores no sientan interés, por eso en esta industria hay que ver la rentabilidad”, recomienda Gino Alache.

LA RADIO
A Flor de Loto le fue un tanto difícil entrar a las radios nacionales porque el Perú no es un país rockero, pero lo logró luego de tocar muchas puertas y sin tener que sobornar a los programadores. “Sé de casos así, pero con nuestra música se dieron cuenta de que era de calidad”, dice Herrera.

No obstante, Lalo Ponce dice que una estrategia para entrar a la radio es dar algo a cambio, no dinero, pero sí ofrecer la posibilidad de dar conciertos o serenatas gratis a los oyentes.

Ahora, si las radios no abren los parlantes, existen páginas webs como bandcamp.com, donde se puede descargar música luego de un módico pago.


Tags relacionados

Emprendedores

Inversión

Marketing