Lima y Callao concentran la población con mayor saturación de créditos

Según especialistas, esta distorsión se explica por un mayor apetito en la cuota del mercado y guerra de talento por parte de las entidades financieras

Lima y Callao concentran la población con mayor saturación de créditos

Cinco regiones, Lima, Callao, Moquegua, Madre de Dios y Pasco, concentran la población con mayor saturación de créditos del sistema financiero, según el Barómetro de Actividad Crediticia de la central de riesgo Equifax.

La entidad explicó que las instituciones financieras que participan en estas plazas se caracterizan por tener muchas líneas de crédito distribuidas en menor cantidad de población.

Equifax detalló que el 61% de la deuda de estas personas es para consumo y el financiamiento de su negocio.

Una fuente vinculada a una caja rural sostuvo que la concentración de créditos en pocos deudores se debe a que las instituciones financieras se están “sacando los ojos” por los mismos clientes, sin importar el sobreendeudamiento.

Argumentó que este problema proviene de la pugna entre las entidades por contratar a los vendedores de crédito de su competencia, para que se muden con cartera de clientes y todo.

Recientemente, la gerenta de Servicios de Información Salarial de HayGroup, Carmen Cruz, aseveró que el apetito por mayor cuota de mercado de las entidades que participan en el negocio pyme ha generado una guerra por el talento, que ha incrementado el índice de rotación de este personal a 25%, desde el 13% del año pasado.

“Formar al personal tarda un tiempo y como en este momento las entidades financieras tienen demasiadas vacantes que cubrir, es más fácil jalarse a gente preparada que viene con una cartera bajo el brazo”, dijo la especialista.

SOBREOFERTA
Según la SBS, en Lima participan 48 entidades financieras en el negocio de créditos, mientras que en el Callao unos 27, en Moquegua 15, en Pasco 12 y Madre de Dios 11.

El presidente de la Caja Municipal de Arequipa, Alberto Arredondo, precisó que en las zonas del país, donde la competencia es intensa, las tasas de interés para las pequeñas empresas se pueden abaratar hasta a un 9% anual.