Récord crediticio: ¿qué gano con mantener un buen historial?

Economistas explican las implicancias de mantener un adecuado comportamiento financiero y evitar caer en mora 

Récord crediticio: ¿qué gano con mantener un buen historial?

(Foto: Archivo El Comercio)

Si usted piensa que no se registran las operaciones que realiza en el sistema financiero a través de una cuenta de ahorros, el uso de una tarjeta de crédito o la solicitud/pago de un préstamo, se equivoca. Todos los procedimientos que se hacen formarán parte de su historial crediticio

¿Y por qué es importante el récord crediticio?, ¿hay alguna ventaja o desvantaja para usted el que mantenga un buen o mal historial? Veamos. 

Las centrales de riesgo -en el país hay cuatro, según la SBS: Sentinel, Equifax (Infocorp), Experian (Datacrédito) y Xchange- son las entidades encargadas de registrar el comportamiento de las personas y las empresas en el sistema financiero. Incluso, ahora algunas reportan datos sobre los pagos que se hacen por servicios de telefonía, cable y otros.  

"Todo queda en las centrales de riesgo. Si el cliente ha cumplido con sus obligaciones, el reporte será positivo. Si no es así y se incurrió en mora [falta de pagos], habrá un récord negativo", explica un agente de Sentinel. 

PERJUICIO Y BENEFICIO
Son varias las limitaciones que una persona afrontará si cuenta con un historial crediticio negativo, principalmente no acceder a nuevos préstamos. ¿Por qué? Porque cuando las personas solicitan créditos, las entidades financieras revisan la información de las centrales de riesgo para conocer y evaluar el comportamiento financiero de sus clientes. 

"Si una persona cae en mora y forma parte de la lista negra de una central de riesgo, cuando busque costear una casa, un carro o emprender un negocio mediante un préstamo, la institución rechazará dicho desembolso", advierte a El Comercio el economista Jorge Gonzalez Izquierdo.

Para el economista Carlos Parodi, lo recomendable es que las personas evalúen bien la necesidad de un crédito y luego planifiquen el pago del mismo dentro de los plazos previstos. Eso, afirma, es clave para evitar caer en mora. "No hay que gastar más de lo que se puede pagar. La regla básica es: destinar mensualmente el 40% de los ingresos al financimiento de las deudas", añade.

Ambos economistas coinciden en que la moderación y orden en los gastos contribuyen a que se mantenga un buen récord crediticio

"Si el historial es bueno, las entidades financieras no solo buscan aumentar las líneas de crédito, sino también ofrecen tasas más competitivas [bajas] por sus créditos", concluye Gonzalez Izquierdo.