BBVA: "Desaceleración del primer trimestre es un bache transitorio"

Para el segundo semestre, BBVA Research prevé que las exportaciones se recuperen y que la demanda interna se siga fortaleciendo

BBVA: "Desaceleración del primer trimestre es un bache transitorio"

La desaceleración que sufrió la economía peruana en el primer trimestre del 2013 no representaría un cambio de tendencia sino un bache transitorio causado por la caída de las exportaciones y el menor número de días laborables en ese periodo, estimó el Área de Estudios Económicos del BBVA Continental.

Como explica BBVA Research en su reporte Observatorio Económico, la actividad económica creció en el primer trimestre a su menor ritmo desde el año 2009, de modo que el ritmo de expansión interanual se redujo a 4,8% desde el 6% en el que cerró el año anterior.

“Nuestra lectura es que la cifra del primer trimestre refleja un bache transitorio en el dinamismo de la actividad, porque la desaceleración en el ritmo de expansión interanual del producto refleja elementos que se irán disipando durante el año”, indicó.

El primero de ellos es que a principios del 2013 se tuvieron menores días laborados que en el año anterior, que fue bisiesto. “Luego de aislar este efecto negativo sobre el crecimiento en el primer trimestre de 2013, las cifras son más parecidas a la tendencia que el producto venía mostrando el año pasado y que es cercana a la del potencial”, explicó.

El segundo elemento es la debilidad de las exportaciones, la cual se aliviará en la segunda mitad del año debido al reordenamiento de la actividad minera en Madre de Dios, el reinicio de las actividades de Antamina y el gradual aumento de la producción de Antapaccay, en el caso de la minería, y a que se espera que se dinamice el sector pesquero con el aumento de la biomasa.

FORTALEZA SUBYACENTE
“Un segundo factor que apoya nuestra visión de que la cifra de crecimiento del primer trimestre refleja un bache transitorio en el dinamismo de la actividad (…) es la robusta tendencia subyacente que viene teniendo el producto y, sobre todo, la demanda interna “, comenta.

En ese sentido, mencionó que el consumo interno de cemento, la producción de electricidad y el volumen de las importaciones en mayo son bastante positivos en comparación con el resultado de marzo.

Por el lado del gasto de las familias, acotó que la aceleración en la generación de empleo adecuado dará soporte a los ingresos de los consumidores y compensará las menores facilidades de financiamiento generadas por las medidas tomadas por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) para llevar la expansión del crédito de consumo hacia un ritmo más sostenible.