BBVA: Julio habría sido un mejor mes que junio para la economía

BBVA Research explica que la desaceleración en junio se debió a moderación de demanda interna

BBVA: Julio habría sido un mejor mes que junio para la economía

BBVA Research prevé que el crecimiento económico de julio será más alto que el magro avance de 4,4% que se registró en junio debido a la moderación de la demanda interna, por lo que señaló que “la economía se encuentra en una fase de moderación cíclica y no de desaceleración pronunciada”.

“El crecimiento de 4,4% año a año de junio estuvo por debajo de lo esperado por el BBVA, que era 4,7%, y por el consenso de analistas de 5,0%, debido a la menor expansión de la construcción, comercio y servicios. Para julio, los indicadores disponibles anticipan que el resultado sería mayor”, señaló el Departamento de Estudios Económicos del banco.

Efectivamente, en julio el consumo interno de cemento creció 8,5% año a año, frente al 5,7% de junio, lo que indicaría que en el séptimo mes del año se podría haber dado una aceleración del ritmo de crecimiento del sector construcción.

“Asimismo, el gasto público de consumo e inversión se mostraron más dinámicos, al crecer 16,3% y 47,2% real a/a (5,8% y 13,2% en junio), respectivamente; mientras que, la producción de electricidad se expandió 7,1%. Además, julio contó con un día laborable adicional, en comparación con el año previo. Todo esto anticipa que el crecimiento del producto del mes pasado habría sido superior al de junio”, detalló el BBVA.

Para los siguientes meses, el BBVA espera que se siga moderando el gasto privado, pero sin una desaceleración pronunciada del producto. “Por el lado de las familias, los indicadores laborales se mantienen en promedio positivos y el crédito de consumo se habría estabilizado en un crecimiento superior a 12% interanual”, detalló

“En este contexto, anticipamos que el ritmo de crecimiento se ubicará alrededor del potencial, con tasas de expansión promedio por encima de 5% en adelante (…) Además, esperamos que se mantenga el soporte de un mayor gasto público, y que se acelere la concesión de proyectos de infraestructura”, indicó.

DÉBIL DEMANDA INTERNA EN JUNIO
En detalle, explicó que el sector construcción siguió liderando el crecimiento del PBI en junio, con un avance de 7%. Sin embargo, ese ritmo fue menor al 14,5% registrado entre enero y mayo.

“Algo similar ocurre con el comercio (5,0% a/a) y los otros servicios (5,6% a/a), que si bien siguen dando soporte al producto, registraron un dinamismo algo menor este mes, lo que es consistente con las señales de moderación del gasto privado”, comentó, afirmando que el resultado de junio estuvo ligado a la desaceleración de la demanda interna.

En línea con lo indicado por el ministro de Economía y Finanzas, Luis Miguel Castilla, en la entrevista que publicó hoy la edición impresa de El Comercio, esta caída fue atenuada por la recuperación que viene mostrando la minería (6,0%) y la pesca (2,2%), lo que además impulsó la manufactura primaria (11,2%).

Cabe señalar que el resultado de este mes también estuvo afectado por el efecto estadístico de contar con un día laborable menos respecto a junio de 2012.