BBVA revisó a la baja sus proyecciones de crecimiento del 2013 y 2014

BBVA Research calculó que la economía peruana avanzará un 5,3% este año y un 5,6% el próximo y mantendrá un ritmo de 5,6% hasta el 2017

BBVA revisó a la baja sus proyecciones de crecimiento del 2013 y 2014

BBVA Research proyectó que la economía peruana cerrará el año 2013 con un crecimiento de 5,3%, resultado menor al 5,8% que calculaba en julio de este año. Asimismo, revisó a la baja sus proyecciones para el 2014 desde 5,8% a 5,6%, según el último informe presentado por Hugo Perea, economista jefe de BBVA Research Perú.

Pese al recorte, Perea señaló que los últimos datos de expectativas empresariales y de actividad sugieren que la desaceleración mostrada por la economía peruana durante este año parece haber tocado fondo a finales del tercer trimestre.

En ese sentido, proyectó que entre el 2014 y el 2017 el ritmo de crecimiento llegará a un promedio anual de alrededor de 5,6%, dado que se contará con el soporte de la aceleración temporal de las exportaciones debido a la entrada en operación de grandes proyectos mineros actualmente en ejecución.

“Como consecuencia de esta situación, esperamos un pico de crecimiento de 5,9% en 2015 y una contribución sostenida por el lado de la demanda interna”, comentó Perea.

INFLACIÓN
Según el informe de BBVA Research, la inflación convergerá gradualmente hacia el centro del rango meta (2%) durante el 2014.

“La moderación cíclica de la economía mantendrá acotadas las presiones de demanda sobre los precios y no se esperan choques de oferta por el lado de los alimentos y combustibles. Sin embargo, la convergencia hacia el centro del rango meta enfrentará cierta inercia porque las expectativas de inflación se mantienen cerca del techo del rango meta de inflación del Banco Central de Reserva”, explicó.

Por el lado de la política monetaria, BBVA proyectó que el BCR haría una pausa en la flexibilización de los encajes hasta fines de año y que la tasa de referencia se mantenga estable en su nivel actual durante 2014.

“La disminución de tensiones en los mercados financieros locales ha permitido que el BCR realice una pausa en el proceso de flexibilización de los requerimientos de encaje y una evaluación de sus impactos”, señaló.

“En general, debido a las mejoras en la expansión del crédito y en los indicadores de actividad más recientes, no esperamos modificaciones adicionales sobre este instrumento para lo que resta del año. Además, en la medida que la inflación continúe moviéndose hacia el centro del rango meta y la economía se mantenga creciendo alrededor de su nivel potencial no se requerirán cambios en la tasa de referencia. En todo caso, seguimos considerando que cualquier cambio en la posición de política monetaria se instrumentalizará en primer lugar mediante reducciones adicionales en los requerimientos de encaje”, comentó Perea.