BBVA Research: ¿Por qué se suaviza el ciclo económico del Perú?

Las economías tienen auges y caídas. Estudio de BBVA Research dice que en Perú el ciclo ahora es menos brusco. ¿Qué implica?

Hugo Perea, economista jefe del BBVA Research.

Un estudio de BBVA Research ha demostrado que los ciclos económicos en el Perú (que nos llevan a períodos de auge y descenso en la economía) son más suaves desde finales de los 90. El economista jefe de BBVA Research, Hugo Perea, explica en esta entrevista concedida a El Comercio por qué ha sucedido esto.


Los ciclos son los movimientos oscilatorios o fluctuaciones que muestran las economías, explica Hugo Perea, economista jefe de BBVA Reaserch para el Perú. Esta entidad publicó esta semana un estudio que destaca  que desde finales de la década de los noventa estos ciclos muestras un comportamiento más suave en nuestro país.  

Según Perea, son dos los motivos que explican esta situación, los cuales puede verlos en el video que está al inicio de este artículo (una versión corta puede verla más abajo): 

1. Mayor capacidad de las familias para regular su gasto. “Esto ocurre por el desarrollo del sistema financiero, al que las familias acuden para endeudarse y protegerse del riesgo”, asegura. Eso, continúa, les permite manejar mejor las oscilaciones en sus ingresos, logrando mantener sus patrones de consumo usuales. 

2. Mejora de políticas macroeconómica en el corto plazo. Esto incluye a la política fiscal y monetaria, teniendo en cuenta que el Perú maneja un régimen de metas inflacionarias. 

El papel del Estado

El estudio de los ciclos es importante porque permite entender el funcionamiento de una economía y la importancia de las políticas de estabilización. 

“¿Por qué es importante que el PBI no fluctúe tanto? Si bien es inevitable que lo haga, [el Estado] sí puede hacer algo para acotar esas oscilaciones. Eso significa hacer un buen uso de las políticas fiscal y monetaria”, detalla el economista jefe en BBVA Research

¿Por qué ocurren? 
Los ciclos económicos están sujetos a “choques” fortuitos o exógenos que pueden generar impulso o desaceleración. 

“En buena parte de la década pasada, el auge del precio de las materias primas nos dio mucho impulso, lo que por una serie de mecanismos, nos permitió crecer de manera acelerada”, recuerda Perea, de BBVA Research. Estos “choques” pueden originarse también localmente, por ejemplo con el Fenómeno del Niño que cambió las expectativas empresariales y familiares.  

En general, concluye Perea, esta situación es positiva para el país. “Si voy a poner un negocio, prefiero que la economía oscile menos, porque si oscila mucho, voy a tener períodos de mucho auge pero también épocas en las que no voy a vender nada”. Prefiero crecer de manera previsible”, concluye.

Puede ver una versión corta del video aquí


Tags relacionados

BBVA

Economía