Descanso de 7 días por enfermedad grave de un familiar causa polémica

Representantes de gremios empresariales consideran que generará sobrecostos y afectará la productividad de compañías

Descanso de 7 días por enfermedad grave de un familiar causa polémica

TANIA MISAGEL

El Congreso aprobó ayer dos proyectos de ley en el ámbito laboral relacionados con el tiempo de descanso de los trabajadores en casos especiales. El primero de ellos, establece que los empleados con familiares que tengan enfermedades graves o terminales podrán gozar de siete días de descanso con goce de haber, si presentan el certificado correspondiente.

En tanto, la segunda norma amplía en 30 días el descanso posnatal en caso de nacimiento múltiple o nacimiento de niños con discapacidad.

Los dictámenes aprobados por la Comisión Permanente han generado controversia entre los empresarios y especialistas laborales por cuanto se trata de dos normas muy específicas.

Actualmente los empleados gozan de licencias para temas de salud otorgadas por cada empresa y las trabajadoras gestantes tienen un descanso posnatal de 45 días y 75 días en caso de nacimiento múltiple (más de un bebé).

Para Luis Salazar, presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), estas medidas podrían generar un aumento directo e indirecto en los costos a las empresas. Asimismo, consideró que con estas normas el Congreso estaría legislando sobre la base de casos excepcionales.

A su vez, el presidente de la Asociación de Exportadores (ÁDEX), Juan Varilias, señaló que el tema de los costos implicaba un punto importante para las empresas: la productividad.

“Respecto a la primera norma, el tiempo es corto, pero en la segunda resulta más considerable. En ambos casos, la empresa seguirá emitiendo el pago por las funciones que no se realizan y para las cuales deberán invertir en contratar a otra persona, porque si no lo hacen se puede afectar la productividad de la empresa y, por ende, también la competitividad”, explicó.

En ese sentido, el presidente de la Confiep, Humberto Speziani, detalló que “por más que las empresas encuentren una persona suplente, esta puede tardar en acoplarse a las tareas. También hay que considerar el tema de contratos temporales que pueden perjudicar la gestión”, señaló.

En su opinión, el empleado puede atender a sus familiares enfermos, pero sin derecho a recibir el pago. “Quizás, podría manejarse con un tema de horas laborables”, sugirió.

A diferencia de las opiniones anteriores, el gerente general de la consultora ER Ronald, Ernesto Rubio, consideró importante brindar este tipo de beneficios a los empleados.

“El impacto va a ser positivo para los trabajadores en general, pues una de las mayores valoraciones que tiene el empleado implica flexibilidades de horario que le permitan disponer de tiempo, sobre todo, con la familia y en temas de salud”, comentó.

Por otro lado, Varilias manifestó que “los empresarios nos preocupamos por cumplir con nuestros deberes, pero estos temas son sociales, por eso discutirlos es polémico”.