Gasoducto del sur estaría en riesgo por contrato de concesión de Kuntur

Mientras el MEM no se decide a resolver el contrato, potenciales concursantes ven como una amenaza vigencia de la concesión

Gasoducto del sur estaría en riesgo por contrato de concesión de Kuntur

MANUEL MARTICORENA SOLÍS

La vigencia del contrato de concesión del Sistema de Transporte Andino del Sur de Kuntur Transportadora de Gas podría representar una amenaza al proceso del concurso para la construcción del gasoducto surandino que lleva adelante Pro Inversión.

Así se lo habrían hecho saber a la comisión de Pro Inversión dos empresas que están interesadas en participar. Una fuente de Pro Inversión indicó que, teniendo en cuenta este aspecto, la comisión le envió en julio un oficio a la Dirección General de Hidrocarburos (DGH) del Ministerio de Energía y Minas para solicitar información respecto a cuál era la situación legal del contrato de Kuntur, ya que es una concesión vigente, y hasta ahora no se ha obtenido una respuesta.

El tema es bastante delicado porque la DGH debió emitir un pronunciamiento final y definitivo sobre el cronograma de ejecución de obras a Kuntur que, según el contrato, debe ser 39 meses posteriores a la aprobación de su estudio de impacto ambiental y no lo ha hecho.

La empresa obtuvo la aprobación de su EIA el 7 de junio del 2011; en ese sentido, debió, según el contrato, concluir la construcción del gasoducto en setiembre del 2014. Considerando que esto teóricamente es imposible —porque no se han iniciado las obras—, la DGH debió declarar la caducidad de la concesión.

Sin embargo, lo que hizo el MEM es suspender” el contrato el 3 de abril del 2012 por un año —plazo que también venció—; por ello, nuevamente se debió dar paso a la declaración de caducidad del contrato.

Según un especialista legal, consultado para este artículo —que pidió no ser mencionado—, la “suspensión” del contrato podría ser ilegal considerando que cualquier modificación, como es el caso de la no aplicación de sus cláusulas, debe ser acordada entre las partes previa a la emisión de una resolución suprema que autorice dicha suspensión, cosa que no ha sucedido. ¿Por qué el MEM le está perdonando tantas veces la vida a Kuntur?

LA VERSIÓN OFICIAL
Consultado sobre el tema, el viceministro de Energía, Edwin Quintanilla, indicó sin dar mayores detalles que el MEM sigue conversando con Kuntur respecto al cronograma de construcción y otros aspectos relacionados al contrato. Explicó que la carta enviada por Pro Inversión sería contestada en los siguientes días.

Por su parte, Diego Andrade, responsable de Comunicaciones de Kuntur, respondió que la empresa está conversando con el MEM “la forma de compatibilizar el concurso público del gasoducto al sur andino con el proyecto de Kuntur”.

Añadió que el cronograma de ejecución está suspendido, ya que se evalúa incluir una adenda al contrato.

Kuntur es un proyecto de iniciativa privada que asumió la concesión y las obligaciones del contrato a su propio riesgo técnico, económico y financiero. Para ello firmó un contrato con el Estado el 6 de octubre del 2008. En ese sentido, la empresa, por exigencia del contrato, se vio obligada a depositar una garantía del 5% de la inversión estimada en el proyecto.

En ese año, la empresa consideró que el proyecto valdría US$1.334 millones; por esa razón, depositó una garantía de US$67 millones, monto que sería ejecutado si el proyecto no era construido, como parece que va a suceder.

En este aspecto, también habría una irregularidad, debido a que Kuntur habría elevado el monto de inversión estimado a US$6.004 millones, según una carta enviada a la Bolsa de Valores de Lima (el 6 de julio del 2012), por lo que debería entregar una garantía de US$300 millones, cosa que tampoco habría hecho.

¿A qué se debe que el Estado no sea drástico con Kuntur y no aplique las cláusulas del contrato? Según fuentes del sector, se debe a que considerando que existiría una controversia, el MEM estaría obligado a llevar a Kuntur a un arbitraje.

Al tener una situación contenciosa con el Estado, la empresa no podría participar en el concurso convocado por Pro Inversión. También cuenta que Kuntur tiene ya avanzados los estudios y tendría las de ganar en el concurso de Pro Inversión.

Representantes de los potenciales postores indican que el concurso no está parejo y teniendo en cuenta todos los aspectos alrededor del contrato actual de Kuntur, existe una sensación de que se están haciendo esfuerzos para que la empresa gane.

Quintanilla descarta tal cosa, pues señala que el concurso justamente se desarrollará para tener una mayor diversidad de propuestas.

Lo extraño es que se hace todo lo posible por no resolver el tema. ¿Qué pasará si Kuntur gana el concurso de Pro Inversión? Tendrá dos concesiones vigentes, lo que para efectos prácticos resulta un absurdo.