La India mira el potencial agroindustrial peruano

En Nueva Delhi, Carlos Herrera, presidente de Pro Inversión, reveló oportunidades de negocio a empresarios indios  

(Video: Juan Saldarriaga)

 

(Nueva Delhi). El Perú ofrece a la India grandes oportunidades de inversión en muchos sectores, pero, particularmente, en el agroindustrial, donde hay 100 mil hectáreas de tierras cultivables que se van a duplicar en pocos años gracias a los grandes proyectos de irrigación que ya han sido licitados: Chavimochic y Majes Sihuas.

Sigue a Portafolio también en Facebook

Así lo manifestó Carlos Herrera, presidente de Pro Inversión, en el primer Cónclave de Inversiones India-Latinoamérica y El Caribe (LAC) que concluyó hoy en Nueva Delhi con asistencia de 23 delegaciones de naciones latino-caribeñas.

“El Perú es un país privilegiado por su ubicación geográfica y por su gran variedad de microclimas que permite el desarrollo de actividades agrícolas de forma intensiva durante todo el año, algunas incluso con hasta dos cosechas por año (lo que no sucede en India)”, explicó.

El funcionario refirió que el potencial peruano crecerá mucho más para el 2025, cuando habrá 400 mil nuevas hectáreas cultivables en el país, producto de la puesta en marcha de los proyectos Chinecas y Majes (2019), Alto Piura (2020), Icaampl y Olmos II (2022) y Pampas Verdes (2025).

“Perú exporta más de 4 mil millones en productos agro-industriales frescos y procesados a mas de 145 países y tiene un gran potencial para productos orgánicos”, indicó Herrera a los inversionistas indios que se dieron cita en el evento.

PILARES
La cabeza de Pro Inversión enumeró a los inversionistas indios las fortalezas de invertir en nuestro país, empezando por la performance macroeconómica sostenida y creciente verificada en los últimos 20 años, en los que hemos tenido una tasa de crecimiento promedio de 6%.

“Esta es una tasa que esperamos recuperar en base a los proyectos que empiezan a desarrollarse”, dijo.

Otro pilar es el ambiente atractivo para invertir, basado en el principio del trato igualitario a nacionales y extranjeros, que significa que el inversionista indio tendrá los mismos derechos y obligaciones que el peruano.

Y, en tercer lugar, el marco comercial abierto que nos ha llevado a completar 17 tratados de libre comercio (TLC) con las principales economías del mundo y, próximamente, también con India.