Liquidez para un activo ilíquido, por Daniela Door [OPINIÓN]

“Hace unos meses se realizó la primera venta de activos alternativos por parte de un fondo de pensiones latinoamericano”

Liquidez para un activo ilíquido, por Daniela Door [OPINIÓN]

El mercado secundario de capital privado ha registrado un crecimiento compuesto de 22% anual en el volumen de transacciones en los últimos 15 años. (Foto: Rolly Reyna Yupanqui /Archivo El Comercio)

El importante crecimiento de la industria de capital privado en el mundo, la cual registra aproximadamente US$2,8 millones de millones en inversiones, ha impulsado el desarrollo de un mercado secundario. En este se realiza la venta de las participaciones de los inversionistas en fondos de capital privado y, dado que esta clase de activos requiere que los inversionistas comprometan capital a los fondos por 10 años o más, existe la necesidad de un medio para obtener liquidez. Una venta en el mercado secundario es prácticamente la única manera que tiene un inversionista de salir de una inversión de este tipo; por lo tanto, existe una oportunidad para los inversionistas institucionales no solo como inversores, sino de manera cada vez más relevante, como vendedores.

El mercado secundario de capital privado ha registrado un crecimiento compuesto de 22% anual en el volumen de transacciones en los últimos 15 años, con US$55.000 millones de capital comprometido listo para invertir. Si bien las primeras transacciones se realizaron a mediados de la década del 80, fue con la crisis financiera del 2008 que el volumen de transacciones anuales logra superar los US$20.000 millones al año.

El principal motivo del crecimiento del volumen de transacciones fueron las restricciones regulatorias que redujeron la capacidad de las instituciones financieras para mantener activos ilíquidos. Esto generó que el número de transacciones en este mercado haya sido de poco más de US$162.000 millones entre el 2011 y el 2015. En este período, nuevos jugadores entraron al mercado, en la búsqueda de una herramienta para manejo de portafolios en los activos ilíquidos, lo que generó que, de las transacciones realizadas en el 2015, solo el 10% tuvieran a una institución financiera como vendedor; en comparación al 85% en el 2007. El 90% restante de los vendedores en el 2015 fueron fondos de pensiones, fondos soberanos, fundaciones, entre otros; los cuales entran al mercado secundario básicamente para rebalancear portafolios, reducir el número de relaciones con gestores de fondos y obtener liquidez. 

La necesidad de liquidez puede surgir por varias razones, reducir compromisos de capital futuros o para reducir exposición en momentos en que los portafolios se ven afectados por el “efecto denominador”, el cual no es más que la sobreexposición a activos ilíquidos por reducción de tamaño de los activos bajo administración en dicho portafolio, principalmente en períodos en que los activos líquidos pierden valor.

Si bien la mayoría de estas transacciones se da en mercados globales, hace algunos meses ya se realizó la primera transacción de venta de activos alternativos por un fondo de pensiones latinoamericano, a raíz de la sobreexposición al activo producto del efecto denominador por la devaluación de la moneda entre otras razones; lo que demuestra  la importancia y relevancia de este tipo de transacciones y evidencia cómo el manejo del portafolio de activos alternativos en Latinoamérica viene tomando mayor relevancia y sofisticación. 

El Comercio no necesariamente coincide con las opiniones de los articulistas que las firman, aunque siempre las respeta.


Tags relacionados

inversión privada