Mintra propone inspecciones laborales según tipo y tamaño de empresa

Despacho de José Villena impulsa proyecto de ley para la creación de la superintendencia nacional de fiscalización laboral

Mintra propone inspecciones laborales según tipo y tamaño de empresa

CLAUDIA PAAN

A fin de organizar mejor el sistema de inspección, el Ministerio de Trabajo (Mintra) está impulsando un proyecto de ley para la creación de la superintendencia nacional de fiscalización laboral (Sunafil).

El titular del sector, José Villena, explicó que la labor de inspección sigue siendo deficiente, sobre todo en provincias donde esta tarea depende de los gobiernos regionales. En ese sentido, remarcó la necesidad de tener un nuevo sistema más eficiente en competencias.

“Con la superintendencia podremos concentrar el conocimiento y planificar en todo el país qué acciones debemos seguir”, aseguró.

Así, este nuevo modelo de inspección contará con un ente rector que actúe como autoridad técnico-normativa, el cual estará adscrito al Mintra.

Una de las novedades de este proyecto es que el modelo de inspecciones estará dividido por tipo y tamaño de empresa.

El laboralista Germán Lora no cree que esta medida sea positiva ya que podría complicar las fiscalizaciones.

“La ley de inspecciones dice que el mismo inspector debe ver toda materia y toda empresa. Estamos yendo en contra de lo que la ley establece”, remarca.

Para el especialista, esta distinción no contribuiría a que el procedimiento sea rápido y único.

UNA NUEVA ESTRUCTURA
José Villena adelantó que la superintendencia contará con autonomía técnica, funcional, administrativa y presupuestal; y tendrá una estructura más articulada.

Una de las entidades será el tribunal de fiscalización laboral, que será una segunda instancia en la que se resolverán las quejas de las empresas sancionadas.

Para el laboralista Jorge Toyama tener este tribunal es positivo ya que esto permitirá tener independencia en las resoluciones.

“Hoy el inspector resuelve algo y su jefe es quien ve la apelación. Con la superintendencia esto lo vería un organismo autónomo. Si se comprometen a que este servicio de inspección se convierta en una Sunat laboral, sería muy bueno”, señaló.

Pero para que esta entidad avance, se necesita capital humano y, sobre todo, presupuesto. En ese sentido, el titular de Trabajo comentó que se está negociando con el Ministerio de Economía para tener un presupuesto que les permita contratar por concurso público a más inspectores.

Actualmente el Mintra tiene 421 inspectores en todo el país. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Hogares, es necesario que el número de inspectores se eleve hasta 2.082.

PANORAMA CAÓTICO
Lora y Toyama concuerdan en que actualmente el sistema de inspección laboral tiene muchos puntos débiles y el principal es el capital humano.

Según el Ministerio de Trabajo, el 92% de los gobiernos regionales no disponen de más de 5 personas dedicadas a ejercer funciones de fiscalización. Los casos más críticos son los de Amazonas, Cajamarca, Huánuco, Junín y Ucayali que no tienen inspectores.

Y la situación se complica cuando muchos de estos trabajadores no están contratados bajo el régimen correcto (728) sino por otros.

“Una empresa que conoce de estos temas podría pedir la anulación de la visita de inspección por este vacío”, alerta Villena.

A esto se suma que algunos inspectores no están debidamente preparados, por lo que interpretan la norma de forma errada. Según el ministro Villena, lo peor es que no hay forma de supervisar esto.

Pero al problema del capital humano se une el de presupuesto. Toyama remarca la precariedad del ambiente de trabajo de muchos inspectores, quienes por ejemplo tienen que cubrir sus movilidades (costos que a veces no les reconocen) y algunas direcciones regionales no tienen local propio.

En Lima, los inspectores también han denunciado en su momento este tipo de desatención por parte del Ministerio de Trabajo. En definitiva, aún hay mucho por hacer.