Mirada empresarial: ¿Hacia dónde apuntan los ejecutivos nacionales?

La Encuesta de Expectativas Gerenciales publicada hoy en el suplemento Día_1 muestra que el 80% de los ejecutivos considera que necesitan mejorar su gestión estratégica

Mirada empresarial: ¿Hacia dónde apuntan los ejecutivos nacionales?

(Foto: Reuters)

JULIO ESCALANTE ROJAS

En la intención de mejorar sus mercados, según la Encuesta de Expectativas Gerenciales 2013 desarrollada por El Comercio, la preocupación de los gerentes está más cerca de la búsqueda de nuevas oportunidades, desarrollando productos y ampliando canales de venta, y más lejos está la posibilidad de propiciar un mayor acercamiento con el Estado. Pero en el centro de ambas necesidades, es evidente que las empresas adolecen de una mejor planificación estratégica, porque su lógica de negocios está más enfocada en el día a día que en el crecimiento a largo plazo.

En los últimos doce años ha habido una expansión de la economía y ha surgido otra mirada sobre el Perú, pero al menos tres generaciones han vivido en un país impredecible. Ana Reátegui, directora de los programas de Desarrollo Gerencial de la Universidad ESÁN, dice que quienes lideran las empresas hoy son por lo general personas mayores de 50 años que han aprendido a dirigir en entornos turbulentos de hiperinflación, terrorismo y gran desempleo, y esos estilos gerenciales todavía se traspasan a las empresas. “Estamos en la transición de aprender a confiar. Para poder planificar estratégicamente, hay que tener un entorno que permita vislumbrar el futuro. Si eso no existe, es muy difícil que puedas hacerlo”, refiere.

Los gerentes reconocen que hay un entorno mucho más favorable hoy para la economía y para el desarrollo de mercados, pero aún les cuesta tomar decisiones con un horizonte lejano como, por ejemplo, asumir una deuda a muy largo plazo. “Somos extraordinariamente buenos viviendo al corto plazo, porque así hemos vivido décadas”, dice Reátegui.

Juan Carlos Mathews, director de la maestría en Negocios Globales de la Universidad del Pacífico, sí nota un cambio, producto de la estabilidad, porque antes lo menos usual era planificar más allá de un año, pues siempre era probable que una decisión radical del Gobierno o el ingreso de un nuevo cambiara todo. Atreverse a planificar era muy riesgoso. El tema ni se discutía.

Que en las últimas dos décadas se haya continuado el mismo modelo económico ha hecho que incluso el Estado haya mantenido por diez años el Plan Estratégico Nacional Exportador, que comprometía tanto al sector público como al privado, y que ahora se esté haciendo para diez años más.“Yo tengo confianza en que las cosas no se van a caer, aunque en el Perú nunca puedes estar tan seguro”, sostiene Mathews.

El consultor en estrategia empresarial Emilio García dice que a los gerentes en el Perú todavía les cuesta tener que lidiar con un crecimiento sostenido. “Recién estamos aprendiendo a confiar en que este crecimiento del Perú ya no tiene vuelta para atrás”, afirma Reátegui.

Un factor para la planificación es el tamaño de las empresas. Las más grandes, con diversos resultados, son las que han asumido este paso para fortalecer el crecimiento de sus organizaciones. Pero también hay un factor generacional.

Luis Salazar, presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), dice que el país se está acostumbrando a este cambio, y que las nuevas generaciones son las que ya lo asumen como suyo. Los nuevos gerentes tienen más ideas que aportar para el desarrollo de un mercado moderno, porque acceden a información que antes no existía. “A los mayores más bien nos cuesta creer que nos estamos convirtiendo en un país distinto”, dice Salazar. Dentro de esta tendencia, el dato más relevante de la encuesta indica que el 80% de los ejecutivos considera que lo que deben mejorar para alcanzar una mayor competitividad es asegurar su gestión estratégica.

Reátegui asegura que si esta encuesta volviera a circular en dos o tres años seguramente habría una evolución en las expectativas gerenciales, con empresas abordando una planificación real, por lo menos, a cinco años.

PLAZOS Y SECTORES
Para Real Time Management (RTM) las cifras de la encuesta indican que hay empresas que pretenden mejoras en su rentabilidad, pero con una visión de corto plazo. Estas mejoras no son una prioridad, salvo para algunos sectores que por diversos factores tienen problemas de menores precios como la minería, energía, petróleo y gas, producción primaria y comercio. El especialista en minería Óscar Frías Martinelli resalta que en el caso de la minería este corto plazo funciona porque es el sector más dependiente de un escenario global que hoy es inestable.

El especialista señala, como ejemplo, que dos de las más grandes mineras peruanas solo durante este año han visto caer sus utilidades antes de impuestos en más de 50%. “Si llegas a eso entras a cuestionar tus operaciones y buscas cómo restablecerte con urgencia”. Por eso es que hay un conjunto de compañías de este sector que ahora se reúnen para compartir sus mejores prácticas, reducir costos y optimizar rendimientos.

Lea el informe completo en la edición impresa de Día_1.