Presidente de Odebrecht: "No hay que tener a los empresarios lejos del gobierno"

A la fecha, el Perú representa para la gigante brasileña entre un 5% y 7% de sus ingresos. La apuesta es que esa tasa llegue al 10%

AZUCENA LEÓN
Enviada especial de El Comercio

Conversamos brevemente con el presidente de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, en Huánuco, sobre los proyectos que el gigante brasileño tiene previsto realizar en el Perú y sobre sus tantas veces cuestionada relación con el gobierno.

La hidroeléctrica Chaglla marca un nueva fase de expansión para Odebrecht…
Así es, esta obra tiene un significado muy especial para nosotros porque marca el inicio de la internacionalización de la empresa con financiamiento propio. Esta es la primera inversión en una hidroeléctrica que realizamos fuera del Brasil, con una inversión íntegramente privada de Odebrecht Energía.

¿Por qué eligieron al Perú para desarrollar un proyecto de esta envergadura?
Porque este fue el primer país donde empezamos nuestra expansión hace treinta años. En Perú nos sentimos como una empresa peruana más, porque el gobierno siempre nos ha brindado seguridad y estabilidad. Además, el país ofrece un potencial muy grande en varios sectores.

¿Qué porcentaje de sus ingresos le aporta el Perú a Odebrecht?
Entre un 5% y 7%.

¿Cuánto más podría crecer?
Eso aún no lo sabemos, pero en el mediano o largo plazo nos gustaría que represente hasta el 10% de nuestros ingresos.

¿Para lograr esa meta, cuánto más tienen previsto invertir en el país?
En este momento tenemos comprometidos en nuevos proyectos, incluyendo la hidroeléctrica de Chaglla (US$1.200 millones), alrededor de US$2.000 millones, pero estamos mirando otros proyectos con los que estimamos que el monto será mucho mayor.

En el caso del gasoducto sur andino, el Estado descartó la posibilidad de otorgarles un crédito puente. ¿Odebrecht seguirá adelante con este proyecto, pese a ya no contar con ese apoyo?
Esa fue una posibilidad de la que se conversó para agilizar la construcción del gasoducto y no una exigencia. El gasoducto es un proyecto privado que se realizará con financiamiento privado.

Entonces, de todas maneras seguirán adelante.
Claro, este es un proyecto muy importante para nosotros, que tenemos previsto continuar.

¿Qué otro sector están evaluando para ingresar?
Tenemos varios proyectos en energía, hidroeléctricas, irrigación y todo lo concerniente a infraestructura. Una cosa que nos interesa desarrollar, y por eso nuestro interés en el gasoducto, es la petroquímica.

En los últimos años, se ha cuestionado la relación tan cercana que existió entre Odebrecht y el gobierno de Alan García. ¿Qué opina de esas críticas?
Odebrecht procura estar siempre cerca del Estado peruano porque entendemos que esa es la mejor forma de otorgar bienestar a la población.

Pero esa cercanía, para muchos excesiva, siempre generó suspicacias…
No hay que tener a los empresarios lejos del gobierno. Ambos deben asociarse para sacar adelante proyectos que beneficien a la población. Así lo entendimos y así lo hemos hecho. Por eso hemos estado cerca del gobierno.

¿Qué tan cerca deben estar los empresarios del gobierno?
Los más cerca posible para atender los deseos de la población, pero, claro, la relación debe ser lo más transparente posible.

Y ustedes sienten que siempre han sido transparentes.
Sí, claro, siempre hemos actuado de manera transparente y la prueba es que continuamos aquí.