Propuestas de programas sociales no deben caer en populismos

Programa Mi Primera Chamba de Fuerza 2011 busca capacitar a 200.000 jóvenes. Pensión 65 de Gana Perú costaría el 0,8% del PBI y beneficiaría a 1,2 mlls. de personas

Propuestas de programas sociales no deben caer en populismos

IANA MÁLAGA NEWTON

Si se toma distancia y se ponen las propuestas de Gana Perú y Fuerza 2011 sobre la balanza, se puede entrever que tanto Keiko Fujimori como Ollanta Humala hoy luchan por ganar más votos con un armazón de programas sociales para todos los gustos. Con algunas inclinaciones del caso, en ambos planes de gobierno se ha planteado crear programas sociales para el joven sin trabajo, para el adulto mayor, para el pequeño agricultor y para la madre que no tiene dinero para alimentar a sus hijos. Es decir, hay lineamientos sociales para todos los gustos.

Todo bien hasta allí, pero tal como deja entrever Carlos Eduardo Aramburú, profesor de la Universidad Católica, si ninguno de los postulantes explica cómo financiará su política social y qué instancia se encargará de administrar cada uno de sus programas sociales (como de hecho no lo ha dicho ninguno de los candidatos), las propuestas corren el riesgo de tropezar en la trampa del populismo. “El próximo presidente debe garantizar incrementar el gasto social, pero con una reforma de calidad”, sostiene.

Similar posición muestra Federico Arnillas, presidente de la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza (MCLCP): “Más allá del actual márketing político, el desafío del candidato que llegue a la presidencia será generar en sus primeros 120 días de gobierno una propuesta de ley fiscal que haga totalmente viable la política social, pero sin desestabilizar la economía”.

¿COINCIDENCIAS?
María Méndez, del equipo técnico de Fuerza 2011, dice que las prioridades de Keiko Fujimori se centran en luchar contra la pobreza con un incremento sustancial de los programas sociales, erradicar la desnutrición crónica infantil y asegurar la buena alimentación de las familias de bajos recursos. “También se creará el programa Mi Primera Chamba, que becará con programas de capacitación a más de 200.000 jóvenes para que así se logren integrar a la fuerza laboral”, añade.

Aída García Naranjo, vocera de Gana Perú, dice que esta fuerza política duplicará el presupuesto del programa Juntos (actualmente es de S/.626 millones al año) y atenderá a la primera infancia con la creación del programa Cuna Más. Y en cuanto a Pensión 65, enfatiza que no se tocarán los fondos de las AFP, pues esta propuesta se financiará con la reducción progresiva de las tasas de evasión tributaria. “Ese gasto solo implicará el 0,8% del PBI y con ello se asistirá a 1,2 millones de personas mayores de 65 años que no tienen acceso a ningún tipo de pensión”, explica.

En los programas de Fuerza 2011 y Gana Perú se indica que se relanzarán los comedores populares y el programa Vaso de Leche. Pero lo irónico es que ha quedado comprobado que, por ejemplo, con el programa Vaso de Leche se pierden al año S/.144 millones en alimentar a más de un millón de beneficiarios infiltrados que ya no deberían recibir asistencia del Estado.

En contraparte, en ninguno de los dos programas de gobierno se hace énfasis en cómo se reducirá la pobreza con programas sociales de corte más productivo.

Como ya lo dejó en claro el ex ministro de Economía Luis Carranza, la única forma para sacar a una persona de la pobreza es con la generación de empleo y un aumento progresivo en el ingreso de las familias. Para apuntalar esta teoría, Raúl Mauro, investigador de Desco, incide en que la reducción de la pobreza de los últimos años (de 48,7% en el 2005 a 34,8% en el 2009) no se debió a un aumento en los programas sociales, sino al hecho de que miles de familias elevaron su nivel de vida y hubo más oportunidades de empleo por el crecimiento económico sostenido.

“Hay que estar alertas, pues el objetivo inicial de un programa social es dotar de derechos a un grupo de personas, pero eso se desvirtúa cuando se le da un uso político”, concluye Arnillas.

GASTO PÚBLICO
7.600 millones de soles
Gasta el Estado para financiar 26 programas sociales que están gestionados por diferentes organismos, como los ministerios de Salud y de la Mujer y Desarrollo Social.